miércoles, 7 de enero de 2015

Travesía del Sistema Ibérico en BTT 02. Cuevas de Cañart-Fortanete.

Por el Maestrazgo de Teruel.

Fecha: 17/04/2014.
Dist.: 57,74 Km.; Asc.: 1.910 m.; T. Tot.: 11:16; T. Mov.: 6:48.
Alt. Max.: 1.576 m.; V. Med. Mov.: 8,5 Km/h; IBP.: 144 MTB.
H. Salida: 8:36; H. Llegada: 19:52.

Descripción.

Primera etapa de la Travesía del Sistema Ibérico - TransIbéria, que nos llevará por la Comarca del Maestrazgo en Teruel, uniendo las localidades de Cuevas del Cañart y Fortanete por algunas de las rutas del Centro BTT Maestrago.
Desde Cuevas de Cañart, tras atravesar El Estrecho, recorremos la Sierra de la Garrucha sobre los Estrechos del Guadalope hasta que cruzamos el río Guadalope por el Puente del Vado muy cerca de los Órganos de Montoro. Tras unos kilómetros por carretera llegamos hasta Pitarque, desde donde remontaremos el Barranco de la Cañada hasta las cercanías de Cañada de Benatanduz, para después de ascender a los Santos Adones, descender siguiendo el río Pitarque hasta Fortanete, la "joya oculta del Maestrazgo".

Etapa que sin ser demasiado larga, no llega a los 60 kilómetros, sí es bastante exigente, con un desnivel acumulado cercano a los 2.000 metros. Los dos principales ascensos que tendremos que superar son: el Cerro Raspadores desde Ladruñán (11,30 Km.y 580 m. de ascenso) y los Santos Adones desde Pitarque (9,5 Km. y 650 m. de ascenso). Con poco asfalto (el tramo más largo los algo menos de 6 kilómetros entre el Hostal de la Trucha y Pitarque, por carretera local sin tráfico), la ruta transcurre principalmente por pistas y carriles, en general con buen firme aunque por momentos con algo de piedra suelta. Íntegramente ciclable, el único punto donde nos podemos ver obligados a echar a tierra es llegando a los Santos Adones, aproximadamente un kilómetro por carril descarnado con alguna rampa del 20 % (muy cargados con alforjas es un corto pero duro "empujing").

Tendremos que estar atentos al avituallamiento ya que salvo en el Hostal de la Trucha Km. 28 (bar-restaurante) y en Pitarque Km 33 (único pueblo por el que pasamos), no encontraremos ningún otro punto donde tomar algo o coger agua. En caso de necesidad, también podemos desviarnos en la Ermita de la Magdalena Km. 42 hasta la cercana población de Cañada de Benatanduz (a menos de 2 kilómetros).
Toda la etapa coincide con alguna de las rutas señalizadas del Centro BTT Maestrazgo: R8 Sierra de Garrocha (desde Cuevas de Cañart y el Cerro del Raspador), R9 Vuelta a las Hoces de Guadalope (entre el Cerro del Raspador y el Hostal de la Trucha), R1e Enlace R1-R9 Pitarque (entre el Hostal de la Trucha y la Ermita de la Magdalena) y  R1 Sierra de la Cañada y Capellanía (desde la Ermita de la Magdalena hasta Fortanete). Al igual que ayer, también coincidimos en algunos momentos con el Sendero GR 8 Maestrazgo-Gúdar-Javalambre, que aunque sigue una ruta parecida a la nuestra (Cuevas de Cañart-La Algecira-Pitarque-Cañada de Benatanduz-Fortanete), no sigue exactamente el mismo itinerario.
La etapa coincide íntegramente con la Etapa BTT 01 Cuevas de Cañart-Fortanete. La guía plantea dos posibles alternativas cicloturistas: La salida desde Cuevas de Cañart se realiza por carretera local de montaña hasta el Cerro del Raspador Km. 16,5; y el final de la etapa,  ya que poco después del Hostal de la Trucha Km. 30, abandona el itinerario BTT llegando por carreteras locales hasta Fortanete pasando por Villarluengo y Cañada de Benatanduz.


Perfil.


Crónica.

Después del "interesante" prólogo de ayer, hoy definitivamente comienzo la Travesía del Sistema Ibérico descrita por la guía de Prames, verdadero germen y objetivo de mi viaje. A pesar de que tengo bastante confianza en el recorrido, siempre es una incógnita cómo será verdaderamente sobre el terreno.

Cuevas de Cañart.

En cuanto a la etapa, según los datos que proporciona, si la distancia (55 kilómetros) no es realmente preocupante, sí lo es el desnivel positivo (1.926 metros), sobre todo después de los casi 1.800 que hice ayer. En todo caso el tiempo es bueno y el día es largo por lo que todo se andará. Para el alojamiento, como siempre, lo dejo para cuando llegué. Tengo pocas esperanzas con el alojamiento recomendado, el Albergue La Tiñada, orientado para grupos y que no creo que pueda utilizar, pero hay además un hostal y un hotel por lo que no creo que acabe en la calle.

El Estrecho. Cuevas de Cañart.

Dejamos Cuevas de Cañart descendiendo por el Barranco del Estrecho en dirección a El Estrecho, un gran tajo creado por el río en la Sierra de la Garrocha entre El Cuchillo y Peña Grande. Estos primeros kilómetros de nuestra ruta van a coincidir con dos de las rutas del Centro BTT Maestrazgo (08 Sierra de la Garrocha hasta el Cerro del Raspador, y 09 Vuelta a las Hoces de Guadalope hasta el Puente del Vado), y con el GR 8.1 Cuevas de Cañart-Bordón (enlace del GR 8 que ya nos encontramos en Molinos y que seguiremos hasta Laduñán).

El Cuchillo. Sierra de la Garrocha.

Poco después de cruzar el estrecho, con la impresionante figura de El Cuchillo a nuestra espalda, abandonamos la pista que traíamos, para siguiendo las marcas rojas y blancas del GR cruzar el Barranco del Estrecho (corto tramo a pie por un sendero de "cabras"), entrando en Ladruñán por Crespol, una de sus pequeñas pedanías. En Ladruñán vamos a dejar momentáneamente las marcas del GR 8.1, ya que este sendero continúa por descendiendo por el barranco hasta La Algecira, a orillas del río Guadalope.

Sierra de la Garrucha (Los Morrones y El Cuchillo).

Nosotros sin embargo seguimos por la pista que sale de Ladruñán cruzando el Barranco de la Algecira también en dirección a La Algecira, aunque no llegaremos a descender a ella ya que vamos a tomar la pista que asciende por la umbría de la Sierra de la Garrucha. Comienza nuestro primer ascenso del día por la Sierra de la Garrucha hasta el Cerro del Raspador (11,4 Km. y 590 m. de desnivel), en una sucesión de escalones (Cerro de Ladruñán, Torrecilla y finalmente el Raspador) separados por algún corto llaneo o descenso. Todo él se realiza por pista con el firme pedregoso, y algún tramo de carril sin demasiadas dificultades.

Subiendo al Cerro del Latonar.

La pista comienza ganando altura bajo las paredes de Los Morrones, dejando a nuestra izquierda el río Guapalope que se encaja en una profunda hoz, en un primer ascenso hasta el Cerro del Latonar (2,8 Km. y 190 m. de desnivel). No es la más exigente del día (media del 7 % y rampas del 12 %) pero se hace dura para empezar. Una vez superada tenemos un corto rellano para llegar hasta Mas de la Tejería, situada al pie de El Higeral.

Río Guadalope desde el Cerro del Latonar.

Ese pequeño descanso nos vendrá muy bien, ya que justo frente a nosotros podemos ver el collado que nos separa de Mases de la Torrecilla, al que tendremos que subir por una empinada pista, repecho duro con una pendiente media del 10 % durante un kilómetro y alguna rampas cercanas 15 %. Una vez en el collado descendemos hasta la masía junto al Torrente de la Torrecilla, donde encontramos una de las pocas fuentes del recorrido.

Hoces del río Gudalope cerca de El Higueral.

Al cruzar el torrente todavía nos quedan 5 kilómetros para llegar hasta el Cerro del Raspador, que realizamos por un carril con buen firme que, tras ganar altura mediante una gran horquilla, continúa por el fondo del Barranco de la Torrecilla enlazando con el Camino del Raspador. Aunque la pendiente media es del 5 %, hay varios tramos mantenidos al 8 %.

Panorama desde el Cerro del Raspador (Muela de Monchén y Muela Mujer).

Justo al terminar el ascenso del Cerro del Raspador abandonamos la Ruta 08 Sierra de la Garrocha (que emprende el regreso a Cuevas de Cañart por el Camino de Villarluengo), aunque no dejamos las rutas del Centro BTT Maestrazgo, ya que vamos a llegar hasta el río Guadalope continuando por la Ruta 09 Vuelta a las Hoces de Guadalope. También nos van acompañar en la bajada las marcas rojas y blancas del GR 8 La Algecira-Villarluengo, que recuperamos al iniciar el descenso.

Hoz del río Guadalope desde El Raspador.

Siguiendo el Camino del Raspador, tras un corto pero pronunciado descenso, la pendiente se suaviza, e incluso tiende a subir mientras bordeamos la Loma del Raspador, asomándonos de vez en cuando al profundo cañón creado por el río Guadalope. Por fin a la altura de Los Raspadores nos toca bajar, y es una buena bajada, ya que en unos tres kilómetros y medio vamos a perder más de 300 metros de altura. Con una pendiente media del 8 %, pero con algún tramo al 20 %, el descenso se complica debido al firme muy pedregoso de la pista (una señal del Centro BTT Maestrazgo lo advierte), por lo que tendremos que extremar las precauciones.

Descenso al río Guadalope desde Los Raspadores.

Las dificultades terminan al llegar a Mas de Millán, donde ya por el fondo del valle, la pendiente se suaviza camino del Puente del Vado por el que atravesaremos el río Guadalope. Nada más cruzarlo, junto a la Masía del Puente del Vado, nos sorprende un corto pero durísimo "cuestolón" (300 metros al 15 %), que interrumpe el tranquilo paseo junto al río.

Puente del Vado sobre el río Guadalope.

Por la pista encajada entre farallones rocosos, dejando a nuestra derecha el río Guadalope y los Órganos de Montoro, nuestra ruta se encamina en ascenso junto al río Cañada hacia la carretera A-1702 Ejulve-Villarluengo, a la que salimos muy cerca del Hostal de la Trucha. Superada la primera parte de la etapa (aproximadamente 30 kilómetros y 800 metros de ascenso) es un buen lugar para hacer un descanso.

Órganos de Montoro.

Hasta Pitarque tenemos algo más de 5 kilómetros por carretera (primero la autonómica A-1702 y después la local Te-8042, ambas muy tranquilas y con poco tráfico), que remonta el río Pitarque atravesando Los Estrechos.  En el cruce de Villarluengo (a unos 5 kilómetros por la A-1702), dejamos definitivamente la Ruta 09 Vuelta a las Hoces de Guadalope para continuar por la Ruta1e Enlace R1-R9 por Pitarque, que nos servirá de referencia hasta la Ermita de la Magdalena muy cerca de Cañada de Benatanduz.

Los Estrechos. Pitarque.

Aunque no lo hago habitualmente, en Pitarque encuentro un buen sitio para comer, la Fonda de Pitarque, así que haré una buena parada en el pueblo, con mini-siesta incluida para bajar la comida. No tengo muy claro lo que podré encontrar en Fortanete, y además toda vía queda mucha ruta por delante, incluyendo el ascenso más largo y duro del día siguiendo el Barranco de la Cañada hasta los Santos Adones (9,3 Km. y 640 m. de desnivel).

Peñarrubia, Ojos del Pitarque y La Minguilla desde Pitarque.

A la salida de Pitarque, justo al cruzar el río Pitarque nos encontramos con la señalización del Sendero GR 8, que tras su paso por Villarluengo continúa su camino hacia Cañada de Benatanduz junto al río pasando por los Ojos del Pitarque. Nosotros sin embargo vamos a tomar el Camino de Benatanduz, que asciende por el Barranco de la Cañada bajo la cara este de Peñarrubia.

Pitarque y La Calzada. Subiendo a la Peña del Rayo.

El comienzo, los primeros 3 kilómetros hasta Mas del Rayo, es realmente duro con una pendiente media del 9 % y rampas que rondan el 15 %. La pista gana altura rápidamente desde el río Pitarque por la Peña del Rayo en dirección al Cerro de Peñarrubia. Superado este primer resalte la pendiente se suaviza, aunque solo en parte ya que después de un corto descanso de nuevo afrontamos otros dos kilómetros con una pendiente media ahora del 7 % hasta Mas de Ardí.

Barranco de la Cañada desde Mas de Ardí.

Nuestro ascenso por el Barranco de la Cañada termina junto a la Ermita de la Magdalena, situada en un pequeño collado desde donde podemos contemplar Cañada de Benatanduz, a menos de un kilómetro de nosotros. A estas alturas del día, el ascenso ha sido muy duro y aprovecho el soportal de la ermita para hacer un descanso. Junto a la ermita hacemos el tercer y último cambio de ruta del Centro BTT Maestrazgo, continuando con la Ruta 01 Sierra de la Cañada y Capellanía (esta vez en sentido contrario), que nos llevará hasta nuestro final de etapa.

Ermita de la Magdalena y Cañada de Benatanduz.

Sólo nos separa del peiron de los Santos Adones, punto más alto de la etapa, algo más de un kilómetro pero unos 130 metros de desnivel, por lo que su ascenso será realmente duro. Tramo compartido con el Sendero GR 8 en su tramo Pitarque-Cañada de Benatanduz. Por carril algo descarnado y pedregoso, con una pendiente media del 8 % pero con algún resalte por encima del 20 %, me resignaré a hacerlo empujando la bici, siendo por tanto mi primer "empujing" de la travesía. Sé que se podría intentar sobre la bicicleta, pero mis piernas no dan para tanto.

Cañada de Benatanduz.

El esfuerzo merece la pena. Desde aquí podemos contemplar una amplia panorámica del Barranco de la Cañada por donde hemos subido desde Pitarque. Además, superadas las mayores dificultades, ya sólo nos quedan por delante unos 14 kilómetros para llegar a nuestro destino, muchos de ellos en descenso, siguiendo el Camino de Pitarque a Fortanete.

Barranco de la Cañada desde Santos Adones.

Primero para llegar hasta el río Pitarque (6,5 Km. y 300 metros de desnivel), donde termina el descenso propiamente dicho, y punto donde nos desviamos hacia Fortanete. Mañana nos tocará deshacer los 7,5 kilómetros que nos separan del final de etapa de hoy. Atención en el descenso ya que, aunque bastante rápido, la pista presenta tramos muy pedregosos e bastante incómodos. Y una segunda parte, más llaneadora y por momentos ligeramente cuesta arriba siguiendo el río Pitarque, donde el firme es bastante mejor.

Bajando a Fortanete desde los Santos Adones.

Con la llegada a Fortanete toca buscar alojamiento si no lo hemos hecho ya lo que es mi caso. Entro en la población por la carretera A-226, y en la misma Calle Santa Bárbara pregunto en el Bar La Muralla donde me informan que ellos disponen de habitación en su hostal. Con poca o ninguna esperanza de encontrar sitio en el Albergue La Tiñada (alojamiento orientado a grupos que luego comprobé estaba cerrado), y sin ganas de buscarme la vida con la tienda de campaña, finalmente dormiré en él. Además los próximos días más que seguro me tocará tienda, por lo que hoy podré disfrutar de una buena cama.

Iglesia de la Purificación. Fortanete.

Ha sido una etapa verdaderamente exigente pero también espectacular, por las poco conocidas sierras del Maestrazgo de Teruel. Mis posibles dudas iniciales sobre el itinerario quedan por tanto olvidadas, y si continúa como hoy, podré decir que es un gran recorrido.

Alojamiento: Hostal La Muralla. Barrio Alto 12. Telf: 647 147 895. Precio: 25 €. Situado en la parte alta del pueblo. Alojamiento con mucho encanto y buenas instalaciones. El trato ha sido muy amable. Recomendable.

Otros alojamientos:
- Villarluengo: Hostal La Trucha, Pensión Fonda Villarluengo, Pensión Fonda Josefina, Hotel Rural Torre Monte Santo, CA Masía Casa Castel.
- Cañada de Benatanduz: MSR Pensión La Vega, CR Casa Jarque, CR Complejo Turístico del Ayuntamiento.

4 comentarios:

  1. Hola

    Por lo que veo esta ruta la hiciste con una ktm de 27,5, cierto? pensaba que la bikecamper estaba diseñada para ruedas ded 26.

    No es así? tuviste algun problema?

    Gracias , Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:
      Como bien dices la tienda de campaña Topeak Bikamper está diseñada para ruedas de 26 (http://www.topeak.com/products/bike-tent/bikamper). Para poder utilizarla con una rueda de 27,5 tuve que hacerle un pequeño arreglo (mi madre es mi "mañosa" cosiendo) para que la rueda con mayor diametro pueda entrar en el compartimento donde va situada.
      Un saludo.
      Javier

      Eliminar
  2. Buenas noches, ¿por donde andas javier? que no tenemos más noticias de tus viajes en BTT. Echamos de menos tus relatos de los viajes, que sirven de guía para muchos/as.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Indalecio:
      Llevo una temporada un poco liado con otros proyectos. Se que tengo el blog un poco abandonado, con la llegada del buen tiempo me he dedicado más a pedalear que a escribir, pero espero poder retomar el trabajo. Ahora tengo un montón de nuevas rutas en la carpeta de pendientes con las que me tengo que poner.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un saludo
      Javier

      Eliminar