lunes, 16 de abril de 2012

Camino Catalán-Ebro 05. Vic-Manresa

Por las tierras altas del Moianès, de la Cuenca del Ter a la Cuenca Llobregat.

Fecha: 10/03/2012.
Dist.: 67,43 Km.; Asc.: 932 m.; T. Tot.: 5:13; T. Mov.: 2:59.
Alt. Max.: 937 m.; V. Med. Mov.: 11,9 Km/h; IBP.: 97AB.
H. Salida: 9:17; H. Llegada: 17:29.

Descripción.

Dejamos la Comarca de Osona, para desde la Plana de Vic (perteneciente a cuenca del Ter), ascender al altiplano de El Moianès. Ya en la Comarca del Bages, desde L´Estany descendemos al Pla de Bages (en la cuenca del Llobregat), cruzando el río Llobregat en Navarcles, para terminar en Manresa, capital de la comarca. Gran parte del itinerario coincide con el GR 151 Camins del Bisbe i Abat Oliba, que en su camino entre Vic y Manresa, visita los monasterios de Santa María de l´Estany y de Sant Benet de Bages.

Etapa no demasiado larga, con menos de 70 kilómetros, y pero con casi 1.000 metros de desnivel acumulado, que al final se hace un poco dura. Tras un comienzo del día cuesta arriba, para ascender a L´Esquirol, el resto del día es con tendencia en descenso, aunque interrumpido por algún que otro corto ascenso. En cuanto al tipo de terreno, no encontraremos ninguna dificultad, ya que en su mayoría recorremos pistas y caminos agrarios en general con buen firme, y algún tramo de carretera local sin tráfico.

En general bien señalizada, aunque hay algunas zonas donde la señalización es escasa. Yo tuve algún que otro despiste: a la salida de Vic seguí las flechas amarillas, aunque no encontré la señalización oficial hasta las cercanías de Santa Eulalia de Riuprimer (posiblemente siga el itinerario del Anella Verda); también perdí la señalización al atravesar Navarcles (el camino se desvía a la derecha para cruzar el Llobregat por el Pont de Cabrianes); y finalmente, en la entrada a Manresa las indicaciones desaparecen al llegar a un gran centro comercial. Durante el día también nos pueden servir de referencia en algunos puntos las marcas rojas y blancas del GR 151 Camins del Bisbe Oliba.
Una importante aclaración: En algunos lugares (yo me percaté de al menos uno, en el descenso hacia Artés por ejemplo), el itinerario seguido por las flechas amarillas y la señalización oficial no coinciden. En caso de duda siempre me he decidido por seguir esta última.


Crónica.

Ya nos acercamos a la montaña de Montserrat, que aparecerá a lo largo del día en el horizonte. Manresa, el objetivo para hoy, nos pone a tiro de piedra. A falta de solo unos 25 kilómetros no es descabellado intentar llegar, pero prefiero parar antes. Mato dos pájaros de un tiro: puedo conocer Manresa, capital de la comarca del Bages; y queda una etapa corta para mañana, dejando buena parte del día para visitar el Monasterio de Montserrat y su entorno.

Albergue Canonge Collell. Vic

En Vic, desde el albergue vuelvo a la Plaza Major, que tomo como punto de partida de la etapa de hoy, para callejear hasta la catedral, desde donde bajo al Puente del Queralt (románico, señala el antiguo camino a Barcelona). Continúo junto al río Mèder hasta que me encuentro el Puente del Remei (este gótico), que creo que es el puente de piedra al que alude la guía.

Catedral de Vic y Pont del Queralt

Salimos de Vic por la carretera BV-4316, dejándola enseguida tras cruzar la N-152a, para tomar una pista que siguiendo flechas amarillas nos lleva hasta Sentfores después de cruzar sobre la autovía C-17. Hacia el sur podemos contemplar el macizo del Montseny. Cerca de Sentfores encuentro la señalización del Anella Verda de Vic, que a la salida de Vic sigue junto al cauce del río Mèder, puede ser una buena alternativa, es más creo que la señalización oficial del Camí de Sant Jaume sigue el mismo itinerario.

A la salida de Sentfores, ya siguiendo la señalización oficial, por caminos agrarios que evitan la carretera entre campos de cultivo y masías, nos acercamos hasta Santa Eulalia de Riuprimer (donde se encontró un miliario que posiblemente indicaba la antigua vía romana que enlazaba Vic y Zaragoza), a la que no llegamos a entrar, ya que el camino continúa por una agradable pista junto a la Riera de Muntanyola.

Vic y la Serra de Cabrera

Tras unos kilómetros por el fondo de la riera, y después de vadear el torrente, la pista asciende a la carretera BV-4317 (sin tráfico), por la que continuamos hasta El Molí de la Roca. Aunque desde Vic ya hemos ido ganando altura, aquí empieza el verdadero ascenso que nos llevará siguiendo el Valle de Tarradelles hasta el Serrat de la Creu de Senties (5,8 Km. y 330 m. de ascenso).

Por la Riera de Tarradelles, al fondo Puigcarbò

Por buena pista, aunque con una pendiente media aceptable (alrededor del 5 %), se hace bastante duro al encontrar 3 cortos pero fuertes repechos (de entre 500 y 800 metros, pero manteniendo una media cercana al 12 %). El primero al empezar, para ganar altura hasta el desvío a La Roca; el segundo, cuando dejamos la Riera de Tarradelles para remontar hacia Puigcarbó; y el último y más largo, desde Puigcarbó hasta un pequeño collado bajo el Puigespaltos, donde termina el ascenso.

Serra de Cabrera desde Puigcarbó

El descenso dura poco, porque desde la Riera de Postius nos toca subir de nuevo hasta L´Estany. A la entrada nos encontramos el primer gran monasterio del día, Santa María de L´Estany, cuyo claustro es de visita obligada, desgraciadamente no fue posible para mí al estar cerrado. De todos modos hago una parada para entrar en la iglesia y así recuperar el aliento. No ha terminado la cuesta ya que, a la salida de L´Estany todavía queda remontar unos metros 500 metros (calle con escaleras y rampa hormigonada al 12 %) hasta el Collet de Sant Pere.

Santa María de l´Estany

Nos sumergimos en el ondulado paisaje de El Moianes, que nos llevará en un largo y solitario descenso hasta Artés durante unos 24 kilómetros. Entre extensos robledales que se alternan con cultivos, pinos y encinas, su relativo aislamiento y la débil presión urbanística ha hecho posible su conservación. En L´Estany nos cruzamos con el GR 3 Sender Central de Catalunya y coincidimos con el GR 177 Ruta del Moianes y con el GR 151 Camins del Bisbe i Abat Oliba.

Serra del Castell, al fondo el Collet de Sant Pere

Siguiendo los GR 177 (L´Estany-Moia) y GR 151 (L´Estany-Artés), comienza el descenso a media ladera por la Serra de l´Estany por encima del Riu Sec, el camino sigue el cuerda que separa la Riera d´Olo al norte y la Riera de Mal Rubí al sur. Cerca de las ruinas de la Ermita de Sant Miguel podemos contemplar hacia el norte, tras el altiplano de Lluçanès, un amplio panorama del panorámica del Pirineo (Port del Comte, Rassos de Peguera, Tossa d´Alp y Puigmal).

Vista del Altiplano Central desde el Moianès

Dejando a la derecha el desvío hacia Santa María d´Olo, llegamos a El Carrer de Peucalçó, donde abandonamos la cuerda que traíamos y la pista toma dirección sur iniciando el descenso entre cerros y rieras, pasando por Els Rojans, hasta la Riera de Mal Rubí. Brevemente desde la masía de La Careta se puede distinguir Artés al final de la riera.

Por el Moianès. Descenso desde La Careta

Hasta ahora con todos los cruces perfectamente señalizados, con las señales del Camí de Sant Jaume y con marcas rojas y negra de GR, llega el momento de indecisión cuando, en el cruce de els Clapers, las flechas amarillas de pronto tiran para otro lado. Con la recomendación de un biker local que me encontrado en la bajada me decido a continuar por la señalización oficial. Termina el descenso al cruzar la Riera del Mal Rubí bajo unos impresionantes cortados, y un corto ascenso nos pone en las casas de Urbisol, donde enlazamos con una pista ancha que sigue la riera hasta Artés, dejando atrás el desvío hacia Calders siguiendo el GR 177-1.

Por la Riera del Mal Rubí camino de Artés

Con el núcleo antiguo en lo alto del cerro, atravesamos Artés por la parte moderna siguiendo la carretera B-451, y antes de llegar al polígono industrial salimos de nuevo al campo, siguiendo tranquilos caminos agrarios en dirección a Navarcles. Al pasar por Les Tapies tengo un pequeño despiste (al llegar a la masía hay que continuar recto sin entrar en ella). Por un momento se puede ver en el horizonte el “ski-line” de la Montaña de Montserrat.

Cerca de Navarcles, Montserrat en el horizonte

El camino llega a Navarcles cruzando el río Calders junto al Llac de Navarcles. Al entrar en la población otro despiste. Al perder la señalización, me decido continuar callejeando de frente (siguiendo el track que llevo cargado en el gps), hasta un puente moderno que cruza el río Llobregat muy cerca del Monasterio de Sant Benet de Bages. Creo que la señalización cruza el río Llobregat por el Pont de Cabrianes, llegando al monasterio por el margen derecho del río.

Sant Benet de Bages, declarado monumento nacional, es uno de los monasterios más hermosos de Cataluña. Me habría gustado mucho visitarlo, sobre todo el claustro, la joya del monasterio. Hay tres espacios visitables: el espacio medieval (iglesia, claustro y demás dependencias del monasterio), el espacio modernista (el pintor Ramón Casas reforma parte del monasterio como residencia de verano), y la Fundación Alicia (liderada por Ferrán Adrià, dedicada a la gastronomía). Todo el complejo, a lo que hay que añadir un moderno hotel, rompe un poco el encanto del monasterio. Desgraciadamente la visita es con guía y horario fijo (la visita completa dura unas 2 horas), y yo todavía tengo que llegar a Manresa, por lo que me decido a continuar. Siempre es bueno tener una excusa para volver.

Sant Benet del Bages

Por detrás de La Fábrica (donde se encuentra el punto de información del monasterio), vuelvo a encontrar la señalización que continúa por una pista que continúa junto al río Llobregat por su margen derecha (tramo común con el GR 4 Puigcerda-Montserrat con el que nos volveremos a encontrar en Castellgalí), en un tranquilo paseo (aunque ya voy un poco “petado”) hasta que lo dejamos, junto a la Casa de les Tines (que queda al otro lado del río), para dirigirnos hacia Viladordis, donde entramos tras cruzar la autopista C-16.

Junto al río Llobregat cerca de la Casa de les Tines

A la salida de la Viladordis, nos encontramos el Santuario de la Salud, punto donde parte la variante de acceso a Manresa, aunque se puede continuar sin entrar en ella dirección Castellgalí-Montserrat. Bien señalizados, por pequeños senderos entre huertas (hay un corto tramo muy empinado que tengo que hacer a pie empujando la bici para subir a la carretera C-55) llegamos a un gran Centro Comercial junto al barrio de Cal Gravat. Sin esperanzas de encontrar ninguna señalización me dirijo callejeando hacia el centro de Manresa.

Por la Vía de Sant Ignasi, entramos en el centro histórico pasando por el Museu Comarcal de Manresa (donde se encuentra la oficina de turismo, muy amables). Solo queda subir a la Plaça Mil Centenari donde se encuentra el Albergue Juvenil, junto a los restos del claustro del Carme.

Albergue del Carme. Manresa

Manresa cuenta con un atractivo y variado patrimonio monumental (calles medievales, edificios barrocos, palacetes modernistas y fabricas herencia de la primera industrialización) que la hacen parada obligada. Entre sus muchos puntos de interés, de visita imprescindible: La Seu-Basílica colegiata de Santa María, uno de los ejemplos más notables del gótico catalán, situada en un promontorio sobre el río Cardener; la Cova de Sant Ignasi, edificio barroco monumental edificado sobre la cueva donde, según la tradición, San Ignacio escribió sus Ejercicios Espirituales; y el Carrer del Balç, callejón estrecho casi subterráneo que conserva plenamente su aspecto medieval. Si el tiempo lo permite, también merece mucho la pena darse un paseo por la Manresa modernista (Plaça Sant Domènec-Passeig de Pere III).

Catedral de Manresa

Con poco tiempo y bastante cansado, me tengo que contentar con visitar la Catedral y callejear por el centro, en la Plana de l´Om una agrupación musical toca sardanas mientras que un nutrido grupo baila al ritmo de la música. En todo caso estoy muy contento: Manresa me ha encantado, estoy seguro que volveré en otra ocasión; y mañana llego a la montaña de Montserrat, uno de los motivos por los que quería hacer este viaje.

Cova de Sant Ignasi y Pont Vell. Manresa

Alojamiento: Albergue Juvenil del Carme. 17,65 € alojamiento y desayuno. Muy buena opción de alojamiento, situado en el centro y bastante económico. Duermo solo en una habitación para cuatro personas.

Otros alojamientos:
- L´Estany: Alojamiento rural Cal Sabata.
- Navarcles: Hostal 2* Muntané, Hostal 2* Baviera.
- Manresa: Pensión 1* Canudas, Hostal Turó de la Torre, Otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada