martes, 4 de septiembre de 2012

Transpirenaica 14. Aragüés del Puerto-Isaba


Por los Valles Occidentales del Pirineo, de los Valles de Ansó y Hecho en Aragón al Valle del Roncal en Navarra.

Fecha: 08/07/2012.
Dist.: 52,99 Km.; Asc.: 1.336 m.; T. Tot.: 10:21; T. Mov.: 4:57.
Alt. Max.: 1.281 m.; V. Med. Mov.: 8,0 Km/h; IBP.: 109AA.
H. Salida: 8:15; H. Llegada: 18:36.

Descripción. 

Hoy recorremos los últimos valles occidentales del Pirineo Aragonés, los Valles de Ansó y Hecho, para terminar en el Valle de Roncal, primer valle del Pirineo Navarro.
Desde el Valle de Aragüés del Puerto, siguiendo en gran parte el GR 15 Senda Prepirenaica, pasando por Urdués atravesamos los Barrancos de Santa Eulalia y de Romaciete para descender al Valle de Hecho. Tras superar la Collada de los Arrieros, cambiamos de valle, para recorrer el Valle de Ansó encajados en la garganta del río Veral hasta los llanos de Zuriza, desde donde ascendemos al Puerto de los Navarros. Ya en Navarra, un largo descenso nos llevará por el Barranco de Belabarze hasta Isaba, en el Valle de Roncal.

Aunque por sus datos no lo parece (algo más de 50 kilómetros y 1.300 metros de desnivel acumulado), la etapa es realmente muy dura, posiblemente una de las más difíciles de la travesía, motivado por los muchos kilómetros de sendero y pistas abandonadas con pésimo firme, que obligarán a duros "empujing" subiendo y tramos a pie bajando. Exceptuando los dos tramos de asfalto (para llegar a Urdués y la subida hasta la Collada de los Arrieros), las mayores dificultades las vamos a encontrar en la primera parte de la etapa entre Aragües y Ansó: el paso por el Collado de la Sierra por Camino de Urdués a la salida de Aragüés (sendero en su mayor parte inciclable tanto en el ascenso como al principio del descenso); últimos metros al Collado de Urdués (corto tramo de sendero pedregoso y carril muy empinado, difíciles de hacer sobre la bicicleta); la salida de la Collada de los Arrieros hasta la Pista de Cuello Peñazo (por pista pero con pendientes durísimas); y el descenso por el Camino de Siresa hasta Ansó (sendero técnico trialero con tramos complicados). A partir de Ansó, los siguientes 15 kilómetros hasta el Puerto de los Navarros, son por carretera local con poco tráfico y pendientes cómodas. Para terminar tenemos un descenso muy divertido por el Valle de Belabarze. Primero por sendero prácticamente en su totalidad ciclable, y tras un corto tramo de asfalto, un tramo de pista-carril fácil (aunque hay un corto tramo de unos 500 metros muy húmedo y pedregoso dentro del bosque que es bastante complicado) para llegar a Isaba.
Para eludir los tramos más complicados y difíciles podemos tomar algunas alternativas, siempre por carreteras agradables con poco tráfico, frecuentemente utilizadas por muchos bikers, y muy recomendables si vamos muy cargados o si queremos evitar empujar la bicicleta:
- Desde Aragüés del Puerto podemos seguir la HU-212 hasta enlazar con la A-176 que nos llevará hasta Hecho. Evitamos así el paso por el Collado de la Sierra y el Collado de Urdués.
- Desde la Collada de los Arrieros podemos realizar el continuar hasta Ansó por la A-176. Evitamos así el descenso por el Camino de Siresa.
Etapa delicada en cuanto a la orientación, deberemos prestar especial atención en el paso por el Collado de la Sierra a la salida de Aragüés del Puerto, y sobre todo, en el descenso por el Camino de Siresa hasta Ansó. Sin problemas de aprovisionamiento ya que pasamos por numerosas poblaciones.

El recorrido de hoy coincide íntegramente con la etapa 13 Aragüés del Puerto-Isaba descrita por la guía de la Transpirenaica de Jordi Laparra. A tener en cuenta que en el paso del Collado de la Sierra a la salida de Aragüés, por equivocación dejo el itinerario de la guía (durante algo más de un kilómetro), ya que sigo GR 15 pensando que era mejor opción, para recuperarlo en el descenso por el Barranco de Bagüés antes de llegar a la Ermita de la Virgen de Catarecha. Completamente inciclable no merece la pena.
Gran parte de la etapa de hoy coincide con el itinerario seguido por el GR 15 Senda Prepirenaica, y en muchos casos seguimos fielmente. Después de muchos días sin verlo, volvemos a encontrarnos con el GR 11 Senda Pirenaica, con el que compartiremos recorrido entre Zuriza e Isaba (la variante GR 11.4 sube a la Peña Ezcaurri). Finalmente, en Hecho nos cruzamos con una de las variantes del Camino de Santiago Aragonés, el GR 65.3.3, que tras cruzar el Pirineo por el Puerto del Palo, recorre los valles de los ríos Aragón-Subordán y Veral hasta la Canal de Berdún, donde se une al ruta principal. 


Perfil.


Crónica. 

Amanece completamente cubierto y un poco amenazante pero sin llegar a llover. Lo que me complica algo más si cabe el comienzo de la etapa, con el duro sendero para superar el Collado de la Sierra para empezar. Además ayer escuché algún comentario nada esperanzador, del tipo "al no repara el camino por ahí ya no se puede subir", aunque ya los escuché en la anterior Transpirenaica, y tampoco fue para tanto. Aperitivo de una etapa muy "interesante" con muchos senderos por delante que ya veremos como se encuentran. Será duro, pero el recorrerlos por segunda vez es algo que me da mucha confianza. Voy con la tranquilidad de tener asegurado el alojamiento, ya que ayer hablé con el Albergue Oxanea para confirmarlo.

Después de desayunar, un poco desanimado por el día bastante gris y húmedo, me encamino resignado al "empujing". A la salida del pueblo ya nos encontramos las indicaciones del GR 15 en dirección a la Ermita de la Virgen de Catarecha y Urdués, que siguen el Camino de Urdués para superar el Collado de la Sierra (1,6 Km. y 200 m. de ascenso). Es posible evitar este duro tramo de sendero, y por añadidura el siguiente en el ascenso al Collado de Urdués, tomando directamente en Aragüés del Puerto la carretera HU-212, que comunica la población con la A-176, por la que siguiendo el valle  llegar a Valle de Hecho.

Aragüés del Puerto y Jasa

Al principio por carril, este se convierte rápidamente en sendero todavía ciclable por el fondo del barranco, pero que tras cruzar un puente pasa a ser completamente imposible. La senda estrecha y con mal firme (pedregosa y con bastantes escalones), complicada con la fuerte pendiente (media cercana al 20 %), remonta sin complejos la ladera directamente hacia la cuerda de la sierra, en una dura empujada que es mejor tomarse con paciencia.

Subiendo al Collado de la Sierra

Cerca del collado tengo la primera equivocación de orientación de la Transpirenaica. Ya muy cerca de la cuerda, con prácticamente todo el desnivel superado, me encuentro una bifurcación. Aunque estoy bastante seguro de que el itinerario descrito por la guía continúa hacia la izquierda, me decido a seguir las marcas rojas y blancas del GR a la derecha, pensando que podría ser más ciclable. Pero no es así, ya que a los pocos metros vuelve a complicarse.

Superado el Collado de la Sierra (en algunos mapas aparece nombrado como Cuello Chilica), el descenso no es mucho mejor, y me tocará hacerlo íntegramente a pie. La senda pierde altura rápidamente mediante una serie de zetas enlazadas que terminan en el fondo del Barranco de Bagüés, por donde continúa hasta incorporarse al Camino del Puerto, ya pista donde puedo volver a montar. Finalmente será algo menos de una hora caminando (25 minutos de subida y unos 20 minutos de bajada).

Descenso del Collado de la Sierra por el GR 15

La ruta correcta (o al menos la que aparece en la guía) deja el GR 15 para bordear la cumbre de La Sierra hasta otro pequeño collado, donde termina conectando con una pista abierta para la instalación de la red eléctrica, que desciende mediante una serie de zetas también al Camino del Puerto. Aunque desconozco como estará ahora (hace seis años ya no estaba demasiado bien) no creo que sea para tirar cohetes (he leído en algún blog que es bastante complicado hacerla sobre la bici), pero posiblemente sea la opción más cómoda.

Ya por pista continúo el descenso por la pista (en mal estado y bastante pedregosa) que recorre el final del Barranco de Bagüés en dirección a la Ermita de la Virgen de Catarecha, y con la emoción de volver a pedalear vuelvo a equivocarme, al salirme de la pista y tomar un sendero ciclable que atraviesa unos prados pasando por debajo de la misma.

Ermita de la Virgen de Catarecha

Desde la propia ermita continúa en dirección a Urdués el Camino del Puerto (pista muy evidente que remonta la ladera del Puntal de Catarecha que queda a nuestra derecha, por donde transcurre el GR 15 y el Sendero Aragüés del Puerto-Urdués), pero para ahorrarme el "cuestolón" y evitarme alguna sorpresa, decido seguir las indicaciones de la guía de la Transpirenaica, que me lleva por el fondo del Barranco de Santa Eulalia para salir a la carretera HU-V-2102 que da acceso a Urdués. La pista (A pesar de que se nota que han mejorado en parte el firme, hace seis años era un verdadero pedregal, sigue siendo bastante incómoda) cruza el torrente en varias ocasiones, e incluso en algunos momentos circula por el mismo cauce, por lo que puede que nos mojemos los pies.

Camino por el Barranco de Santa Eulalia

Al salir a la carretera de Urdués termina el descenso desde el Collado de la Sierra, para comenzar el segundo puerto que tendremos que superar hoy hasta el Collado de Urdués (3,4 Km. y 220 m. de desnivel). El primer kilómetro y medio por asfalto (carretera local sin tráfico) para encontrarnos las mayores dificultades a partir de Urdués. En el cruce tenemos una segunda escapatoria, para evitar el tramo duro hasta el collado y su descenso, tomando la carretera a la izquierda, saliendo a la carretera del Valle de Hecho.

Carretera de Urdués

En este momento tengo la segunda incidencia "mecánica" del viaje. En el descenso he oído un sospechoso "crack" proveniente del sillín, por lo que paro a comprobar que ha podido pasar. Al iniciar el viaje tenía una pequeña fisura en la carcasa interna del sillín a la que no di importancia. Parece que durante el viaje se ha ido haciendo más grande (oculta bajo la cubierta me ha pasado desapercibida) hasta que definitivamente se ha partido en dos.

A la salida de Urdués recuperamos la señalización del GR 15, que nos puede servir de referencia ya que la seguiremos hasta las cercanías de Hecho, tomando la pista que remonta por el Barranco de Romaciete. Muy cerca de la población, apenas un kilómetro, giramos a la izquierda llegando a una borda donde termina la pista. La señalización del GR nos manda por un senderito (en fuerte pendiente, estrecho y pedregoso, difícilmente ciclable) que me obliga a echar el pie a tierra. Serán unos 900 metros empujando la bici, primero por sendero, para salir a un carril (muy empinado y con el firme en mal estado) que conduce al Collado de Urdués.

Subiendo al Collado de Urdués. Al fondo Urdués

Desde el collado la pista bordea en descenso a media ladera bajo el Cerro Romaciete (por la umbría del cerro y con las lluvias de los últimos días me encuentro el firme empapado, con un barro pegajoso que llega casi a atascarme la cadena), hasta un colladito donde se convierte en carril y desciende abruptamente hasta las Bordas de la Viña en el Barranco de las Piezas. Tramo delicado debido a la fuerte pendiente (media del 14 % y rampas por encima del 20 %) y el firme infame (destrozado por las lluvias y el poco uso, y en mi caso complicado también por el barro), con zonas que hay que hacer a pie, pero que se puede hacer en gran parte sobre la bici.

Junto a la borda salimos a una pista buena que sale a la carretera A-176, ya en el fondo del Valle de Hecho por la que se llega a Hecho tras cruzar el río Aragón-Subordán, dejando el GR 15 que llega a la población pasando junto a la Ermita de Escagüés. Frente a nosotros aparece la Sierra de Alano (Peñaforca, Lenito y Puntal de Lenito).

Llegando a Hecho

La Transpirenaica se desvía a la izquierda, tras pasar junto al Camping Valle de Hecho en dirección a Ansó, pero no puedo evitar la tentación de entrar en a Hecho (con sus casas coronadas con las típicas chimeneas) para darme un pequeño paseo y tomarme algo (aprovecharé también para limpiar la bici bastante embarrada después del tramo por el Cerro Romaciete).

Remontando el Valle de Hecho podemos encontrar muchos lugares de interés: a algo menos de tres kilómetros se encuentra el Monasterio de San Pedro de Siresa, conjunto lombardo-mozárabe del siglo IX; más adelante siguiendo el curso del río Aragón-Subordán, la Boca del Infierno, espectacular garganta que da paso a la Selva de Oza; y al final del valle se accede por pista a Aguas Tuertas (el río a atravesar la llanura serpentea dibujando muchos meandros), y al Ibón de Estanés.

Hecho

De nuevo en camino, regreso al cruce a la entrada de Hecho para tomar la carretera A176 que une el Valle de Hecho con el Valle de Ansó, iniciando nuestro tercer puerto del día hasta la Pista de Cuello Peazo (6,8 Km. y 410 m. de ascenso). La primera parte por carretera (carretera ancha y con buen arcén) hasta la Collada de los Arrieros (4,7 Km. y 240 m. de ascenso) con pendientes cómodas (media del 5 % y alguna rampa del 9 %). Muy cerca del collado nos encontramos con un refugio libre donde podemos cobijarnos en caso de mal tiempo. En caso de querer evitar el difícil descenso por sendero, podemos continuar en descenso por la misma carretera directamente hasta Ansó.

En la Collada de los Arrieros

En plena subida noto un nuevo "crack" en el sillín, que a "petado" definitivamente. Al partirse por la mitad se ha hundido como un centímetro, lo que ha provocado que los railes se hayan salido de sus topes, por lo que paro en la collada para hacer un poco de "brico-chapuza" (una pequeña piedra plana que haga de tope para evitar el hundimiento, y mucha cinta americana para mantener unidos los dos trozos) para poder continuar, con la esperanza de que aguante hasta el final del viaje.

La Transpirenaica continúa en ascenso, dejando el asfalto por una pista que sigue la Loma Palanganosa ganando altura por las laderas de la Sierra de lo Vedaú. Al principio con pendientes suaves, al bordear el Cerro de la Palanganosa y tras un corto descenso para llegar a un collado, nos vamos a encontrar otro de los tramos durísimos de la etapa. Esta vez no por el firme, si no por la pendiente, con rampas mantenidas cercanas al 15 % durante muchos metros. El cansancio acumulado hasta ahora hará que haga una buena parte a pie.

Subiendo por la Loma Palanganosa desde la Collada de los Arrieros

La pista asciende los últimos metros de loma hasta alcanzar la Pista del Cuello de Peñazo, de donde viene el GR 15 (nos encontramos su señalización poco antes de terminar el "cuestolón") y el PR-HU 16 Camino de Siresa a Ansó, y donde termina nuestra subida.

Superado todo el desnivel, nuestra ruta sigue la pista durante un par de kilómetros, bordeando a  media ladera los pequeños barrancos que descienden por la falda sur de la Sierra de lo Vedaú, hasta encontrar el sendero que desciende en dirección a Ansó. Hay que estar muy pendiente para no equivocarnos (poco antes sale otro sendero) ni pasárnoslo ya que no está señalizado.

Camino de Siresa a Ansó

Por delante otro de los tramos difíciles y exigentes para llegar hasta Ansó, en el que vamos a descender casi 300 metros de desnivel en poco menos de 3 kilómetros, por sendero trialero muy complicado (piedra suelta y estrecho) y con zonas cerradas por la vegetación, con tramos inciclables obligados. A un inicio muy pedregoso y empinado difícil, mejora considerablemente al llegar a un pequeño rellano junto a las ruinas de una borda, a partir de donde es bastante ciclable y divertido al pasar junto a la Borda del Catalán. A continuación el sendero se adentra en el fondo del Barranco de la Fuente, donde el camino casi se pierde oculto por la vegetación muy cerrada, haciendo imposible avanzar sobre la bicicleta. Tras un pequeño puente de madera, la senda mejora, lo que permite llegar a Ansó pedaleando.

Llegando a Ansó

Entramos en Ansó por su zona alta, y al igual que en Hecho, me desvío para darme un paseo hasta la Plaza Mayor (donde se encuentra la Oficina de Turismo) y la Iglesia de San Pedro (hay una fuente donde coger agua). Y como no, tomarme algo para celebrar que he salido "sano y salvo" del complicado principio de etapa. Son las tres y media y no he hecho ni 30 kilómetros.

Los próximos 15 kilómetros transcurren por una tranquila carretera (estrecha con algo de tráfico al ser fin de semana) que recorre el Valle de Ansó, encajada en la garganta del río Veral hasta los llanos de Zuriza, desde donde ascendemos al Puerto de los Navarros. En continuo ascenso (acumula unos 420 m. de desnivel) pero con pendientes bastante suaves, se van alternado zonas prácticamente llanas con cortos repechos, sobre todo a medida que nos acercamos al Puerto de los Navarros. Si hasta el Puente de Marcón encontramos pendientes de hasta el 4 %, al paso por la Borda del Abau algunas rampas cercanas al 7 %, para al adentrarnos en el Estrecho de Ezcaurri, y sobre todo en el ascenso final al Puerto de los Navarros, encontramos las rampas más duras, entre el 8 % y 10 %.

Dejamos definitivamente el GR 15 Senda Prepirenaica, que nos ha ido acompañando durante muchos kilómetros por Aragón, para ir al encuentro del GR 11 Senda Pirenaica con la que enlazaremos cerca de Zuriza y con la que coincidiremos en muchos momentos en su GR 11 Tramo navarro.

Peña Ezkaurri. Por el Valle de Ansó

Poco antes del Puente de Marcón entramos definitivamente en el Parque Natural de los Valles Occidentales, que se extiende por las cabeceras de los ríos Veral, Aragón Subordán, Osia, Estarrún y Lubierre (desde Aratorés hemos ido circulando cerca de su límite sur), e incluye entre sus cumbres la Mesa de los tres Reyes, el Pico de Aspe y el Bisaurín entre otras. A lo largo de todo el recorrido vamos a ir encontrando varias fuentes (Fuente Zaburria y Fuente Pierra) y varias bordas, en algunas de las cuales son bar-restaurante, donde podemos parar a tomar algo. Afortunadamente el fuerte calor del medio día se hace más liviano al circular en muchos momentos bajo la sombra del bosque.

Aunque el valle en conjunto es muy atractivo, después de la Borda del Abau entramos en el tramo más espectacular, ya que nos adentramos en la brecha que ha creado el río Veral al pasar entre la Peña Ezkaurri y las estribaciones más occidentales de la Sierra de Alano, formando un profundo estrecho (zona donde la cobertura de los satélites es muy deficiente) bajo la Aguja de los Pastores y el Alano Espelunga.

Borda del Alabau. Peña Ezkaurri y Alano Espelunga

Superado el estrecho, salimos a una zona donde el valle se abre, los Llanos de Zuriza, donde se sitúa el Camping Zuriza y desde donde se accede al Refugio de Linza (punto de parada de la Senda Camille). Guardo muy buenos recuerdos de toda esta zona, ya que hace ya años vine en muchas ocasiones para hacer rutas de montaña.

Nosotros no llegamos hasta el camping (queda a nuestra derecha a unos 800 metros), ya que giramos a la izquierda para remontar los últimos metros hasta el Puerto de los Navarros, posiblemente el tramo más duro desde Ansó (algo más de un kilómetro con una pendiente media del 8 %), pero desde donde podemos contemplar una espectacular vista del Atxar de Alano y de Peña Ezkaurri.

Peña Ezkaurri y Punta Abizondo. Subiendo al Puerto de los Navarros

En el Puerto de los Navarros (también conocido como Collado de Arguibiela) dejamos definitivamente la Jacetania, última de las comarcas aragonesas por la que hemos pedaleado, y entramos en Navarra, concretamente en el Valle del Roncal.

En el puerto tengo uno de esos agradables encuentros que viajando solo es muy de agradecer. Mientras descanso un poco y disfruto del paisaje, entablo conversación con una pareja de San Sebastián que se alargará durante un buen rato, compartiendo recuerdos de la Transpirenaica (él la realizó hace unos años) y de rutas de montaña (terminan su semana de vacaciones en las que han estado haciendo rutas de montaña por aquí, entre ellas el ascenso al Aníe). Un saludo para ellos.

Achar y Forca de Alano desde el Puerto de los Navarros

Por hoy terminan las cuestas, ya que desde el Puerto de los Navarros hasta Isaba será un largo descenso (10 Km. y 500 m. de desnivel) por el Valle de Belabarze, en el que vamos a encontrarnos tramos de sendero muy divertidos, un corto tramo de carretera, y para terminar por pista para llegar Isaba.

Dejamos el asfalto siguiendo la señalización del GR 11 (hay otra variante que asciende a Peña Ezkaurri) para tomar un carril que parte del Puerto de los Navarros, pero en seguida lo dejamos por un sendero muy bueno que se adentra en la Selva de Belabarze en fuerte descenso al principio (aproximadamente un kilómetro y medio con una pendiente media del 14 % y rampas alrededor del 20 %) hacia el fondo del valle. Dentro del oscuro y húmedo hayedo podemos encontrarnos algunas zonas con raíces y tramos de barro muy resbaladizo por lo que deberemos extremar la precaución.

Bajando del Puerto de los Navarros

Al llegar al fondo del valle la pendiente se suaviza y comienza un tramo un poco incómodo, ya que el sendero sube y baja por la ladera intentando evitar el cauce del río Belabarce. Buscando el mejor camino tendremos que ir superando algunos obstáculos (raíces y escalones al cruzar algún pequeño torrente, que pueden obligarnos a echar el pie a tierra) hasta que definitivamente cruzamos el río (en estas fechas sin agua) y salimos a la carretera NA-2000 (local sin tráfico).

Por el Valle de Belabarce

Tras unos dos kilómetros dejamos el asfalto un poco antes de la Borda de Valentín, tomando una pista que sale a la izquierda que termina en un pequeño aparcamiento junto a campamento de verano. Sin tenerlo muy claro, continúo por un carril herboso que penetra en el bosque.

A partir de aquí dejamos el amplio valle de desciende del Puerto de los Navarros, para siguiendo el río Belabarce, adentrarnos en la garganta que entre la Peña de Belabarsaitsa y las Peñas de Ezkaurri nos llevará hasta Isaba. Al superar una primera brecha, entre el Sanzol y el Puntal de Ezkaiturria, el carril se convierte en sendero, en un tramo de unos 500 metros muy trialero y complicado debido a la fuerte pendiente y al terreno húmedo. A pesar de tenerlo que hacer a pie, disfruto mucho inmerso en un ambiente mágico, rodeado de un bello bosque de hayas que tamizan la luz del sol, y con todas las rocas cubiertas de una verde capa de musgo. Muy cerca se oye el murmullo de las Cascadas de Belabarce.

Sendero por la Garganta de Belabarce

El sendero termina desembocando a una pista con buen firme, por la que atravesamos un segundo estrechamiento, Ateas de Belabarce bajo la Peña de Belabarsaitsa, para llegar a Isaba en el único descenso rápido y cómodo del día. Dejando a la izquierda el Hotel Isaba y las piscinas municipales, por la calle principal me dirijo directamente al Albergue Oxanea, escondido entre las callejuelas por lo que me cuesta un par de vueltas encontrarlo.

Isaba

Dedico la tarde a pasear por la calles de Isaba, donde tendré el segundo encuentro agradable del día. En la terraza del Hotel Isaba, tomando una cerveza, entablo conversación con una agradable señora de Pamplona que ha escapado del bullicio de los Sanfermines para pasar unos días tranquilos. Con una sonrisa me despido de ella, para después de cenar en la Pensión Txiki (menú rico y abundante) acostarme pronto, muy cansado después de un día muy intenso. Mañana más y mejor. 

Alojamiento: Albergue Oxanea. 974 893 153. 12,00 €. Albergue tipo refugio con habitaciones amplias con literas y baños comunitarios. Muy bien equipado con cocina libre (micro-ondas, fregadero, etc.), guarda bicis, sala de estar y Wifi gratuito. Consultar con antelación el servicio de restaurante para poder cenar. El grupo que ha ocupado el albergue durante el fin de semana ya se ha marchado, por lo que hoy dormiré solo.

Otros alojamientos:
- Zuriza: Camping Zuriza.

3 comentarios:

  1. Buenas tardes Javi, lo primero es darte las gracias por compartir tanta info, facilita la realización de la ruta .

    He utilizado varios tracks tuyos, me identifico mucho contigo con la idea de evitar la carretera aunque haya que empujar la bicicleta cuesta arriba.


    Un saludo, Borja.
    Dicho esto y sobretodo para el resto de futuros transpirenaicos, en la bajada hacia Ansó, pasamos la Borda Catalán y continuamos por el camino (ha perdido casi por completo la ciclabilidad; mucho pedrolo pero se puede hacer bajándose de la bici) hasta que llegamos abajo.
    A partir de aquí, NO RECOMIENDO seguir el track, debido a que se mete en un campo lleno de zarzales y luego hay que pasar un salto de unos 2 metros.
    Girar a la izquierda antes de entrar al campo y seguir por el camino, se llega al instante al puente de madera y ya se entra casi a Ansó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Javi, lo primero es darte las gracias por compartir tanta info, facilita la realización de la ruta .

      He utilizado varios tracks tuyos, me identifico mucho contigo con la idea de evitar la carretera aunque haya que empujar la bicicleta cuesta arriba.

      Dicho esto y sobretodo para el resto de futuros transpirenaicos, en la bajada hacia Ansó, pasamos la Borda Catalán y continuamos por el camino (ha perdido casi por completo la ciclabilidad; mucho pedrolo pero se puede hacer bajándose de la bici) hasta que llegamos abajo.
      A partir de aquí, NO RECOMIENDO seguir el track, debido a que se mete en un campo lleno de zarzales y luego hay que pasar un salto de unos 2 metros.
      Girar a la izquierda antes de entrar al campo y seguir por el camino, se llega al instante al puente de madera y ya se entra casi a Ansó.

      Un saludo, Borja.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la aportación. Por un lado seguro que será de mucha utilidad para futuros Transpirenaicos, y por otro ayuda a mejorar el recorrido.
      Un saludo.

      Eliminar