viernes, 31 de agosto de 2012

Transpirenaica 12. Fiscal-Senegüé


Por Peña Oturia, del Valle del río Ara en el Sobrarbe al Valle del río Gállego en el Serrablo. 

Fecha: 06/07/2012.
Dist.: 50,95 Km.; Asc.: 1.188 m.; T. Tot.: 8:32; T. Mov.: 5:18.
Alt. Max.: 1.768 m.; V. Med. Mov.: 8,5 Km/h; IBP.: 89AB.
H. Salida: 8:11; H. Llegada: 16:42.

Descripción.

El día de hoy pasamos del Valle del río Ara, abandonando el Sobrarbe, para tras recorrer las laderas de la Peña Oturia, uno de los mejores miradores del Pirineo central, descender por el Serrablo al Valle del río Gállego, ya en la comarca del Alto Gallego.
Desde Fiscal, y después unos kilómetros remontando el Valle del Ara bajo la Sierra de Cancias, iniciamos el largo ascenso hacia la Peña Oturia, en el que recorreremos los Barrancos de Forcos, la Pera y la Valle, hasta el Collado de Santa Orosia (muy cerca queda su santuario importante lugar de peregrinación en Aragón). Tras un el duro flanqueo de la Peña Oturia, desde donde podemos contemplar una magnífica panorámica del Pirineo (desde las Sierras de la Partacua y de Tendeñera al oeste, pasando por las cumbres del Parque Nacional de Ordesa, hasta el Cotiella y la Peña Montañesa al este), descendemos por el Barranco de Oliván hasta el río Gállego, que cruzamos junto a Lárrede por el Puente de las Pilas, para entrar en Senegüe, nuestro final de la etapa.

Etapa fácil, con unos 50 kilómetros y 1.200 metros de ascenso, que transcurre principalmente por pistas evidentes, en general cómodas, aunque encontraremos zonas con firme algo pedregoso y descompuesto. La principales dificultades son: la larga distancia en constante ascenso desde Fiscal hasta el Collado de Santa Orosia (24 Km. y 900 m. de desnivel); las duras rampas subida final a Peña Oturia (3,3 Km. y 220 m. de desnivel); y sobre todo el pésimo estado del carril, destrozado debido al paso del ganado, en el flanqueo de la Sierra de Oturia, en el que nos veremos obligados a echar pie a tierra en algún momento. A tener en cuenta que, en caso de lluvias recientes, el terreno arcilloso puede darnos bastantes problemas con el barro, principalmente por los Barrancos de la Pera y de la Valle.
Muy pocos problemas de orientación, sólo tendremos que prestar atención en el descenso de Peña Oturia, donde avanzamos por carriles poco marcados. Sin problemas con el agua ya que podemos encontrar un par de fuentes antes de Peña Oturia (en las cercanías de Bergua y en el Santuario de Santa Orosia), conviene prever la alimentación, ya que no encontraremos ningún punto de avituallamiento hasta Senegüé.

Salvo en el principio de etapa, ayer avancé los 12 kilómetros que separan Sarvisé y Fiscal, coincide íntegramente con la etapa 11 Sarvisé-Senegüé descrita en la guía de Jordi Laparra.
Entre Oliván y Lárrede, nos encontramos de nuevo con las flechas amarillas del Camino de Santiago, que vimos por última vez en La Pla de Sant Tirs formando parte del Camino de Santiago Catalán, esta vez se corresponden a la Ruta Jacobea por el Valle de Ossau-Alto Gállego (camino que desde el francés Valle de Ossau, franquea el Pirineo cerca de El Portalet, y atraviesa norte a sur el Alto Gallego, para desde Sabiñánigo dirigirse a Jaca, donde se une al Camino Aragonés). También en Lárrede nos cruzamos con el GR 16 Senderos del Serrablo (sendero que une el GR 15 Senda Prepirenaica en Biescas al norte, con el GR 1 Sendero Histórico en Nocito al sur).


Perfil.


Crónica.

Hoy por la mañana ha amanecido un poco mejor, por aquí hay bastantes claros y ya no parece que haya riesgo de tormentas, por el contrario, hacia las montañas permanece encapotado. No creo que hoy llegue a mojarme porque no tiene pinta de llover, pero no podré disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece Peña Oturia del Pirineo. Una verdadera pena, por segunda vez, ya que en mi primera travesía tampoco disfrute de buen tiempo. Pero las grandes travesías tienen estas cosas. Siempre puede haber una nueva oportunidad de volver.

A la salida del hostal me encuentro con un grupo de cuatro bikers andaluces que también salen con destino a Senegüé, están pasando unos días de vacaciones con la familia (que les espera al final de la ruta haciéndoles de coche de apoyo), y aprovechan para realizar algunas de las etapas de la Transpirenaica. Me los volveré a encontrar los próximos días.

Después de hacer los 12 kilómetros en descenso desde Sarvisé hasta aquí, hoy empezamos directamente subiendo. Por delante unos 28 kilómetros en continuo ascenso en los que acumularemos unos 1.200 metros de desnivel. Los primeros aproximadamente 8 kilómetros hasta Bergua por asfalto, que no volveremos a encontrar hasta Oliván, casi 40 kilómetros después.

Fiscal. Al fondo la Sierra de Cancias

Desde el hostal, situado en la carretera N-260, cruzamos el río Ara por el puente viejo para, junto al Batan de Lacord antes de entrar en Fiscal, girar a la derecha en dirección al Camping El Jabalí Blanco. A los pocos metros nos subimos hasta la nueva variante, que cruzamos (mucha precaución cruce peligroso) por una rotonda, donde tomamos la pequeña carreterita que lleva a Bergua (7,4 Km. y 310 m. de ascenso).

La solitaria carretera (local sin tráfico) remonta por el Valle del Ara por su margen derecho (al otro lado del río podemos ver la N-260 por donde bajamos ayer) a media ladera bajo la Sierra Berroy. La pista sube a empujones, en general con la pendiente es bastante cómoda (pendiente media del 4 %), pero con zonas donde se acentúa, encontrando varios repechos algo más duros. El primero a la salida del pueblo (500 metros al 8 %), y el segundo cuando giramos adentrándonos en el Barranco Forcos ya cerca de Bergua (un kilómetro al 10 %).

Valle del Ara subiendo a Bergua

Poco después entrar en el Barranco Forcos llegamos a Bergua, donde termina el asfalto y comienza la pista que se adentra en el Barranco de la Pera en dirección a Sasa (5 Km. y 200 m. de ascenso). La pista presenta el firme algo destrozado, y además debido a las últimas lluvias, bastante pesado. Después de un pequeño rellano más cómodo, la pendiente se endurece bastante hasta llegar a Sasa. Primero al cruzar el pequeño Barranco Oscuro, y sobre todo en el largo rodeo del Barranco de la Lata (pendientes medias cercanas al 8 % y rampas del 12 %. Haré algún corto tramo a pie para salvar los “rampones” más duros, complicados por el firme descompuesto y húmedo.

Desde el pequeño caserío abandonado de Sasa, del que solo quedan las ruinas de algunas casas, situado en una loma tenemos un buen panorama de la Manchoya y de los Barrancos de la Pera y Forcos por donde acabamos de pasar.

Manchoya y Barranco de la Pera desde Sasa

Salimos de Sasa siguiendo un poco perdido carril herboso por el que recuperamos la pista que continua en ascenso más cómodo ya por el Barranco de la Valle, que nos llevará hasta el Collado de Santa Orosia, no sin antes salvar otro par de barrancos. En el horizonte ya podemos contemplar Peña Oturia.

Peña Oturia desde las cercanias de Sasa

El primero que nos encontramos es el profundo Barranco de Sarriates, que tendremos que remontar durante un par de kilómetros hasta cruzar el arroyo de Sarriates, a partir de donde la pendiente vuelve a endurecerse bordeando el Pueyo de Cortillas, hasta el Collado de las Tres Cruces (8,8 Km. y 350 m. de ascenso). En esta zona podemos encontrar laguna dificultad, ya que cruzamos un umbroso hayedo, donde el firme arcilloso unido al agua acumulada por las lluvias recientes, convierten la pista en un verdadero barrizal, siendo por momentos bastante complicado avanzar.

Sasa y Barranco de la Valle. Al fondo la Sierra de la Corona

De nuevo dejamos brevemente el Barranco de la Valle, para adentrarnos por un segundo barranco que nos llevará finalmente hasta el Collado de las Tres Cruces, junto al pequeño Refugio La Valle (que encuentro cerrado), al pie del Cerro de San Cristóbal, Desde aquí podemos contemplar parte del itinerario que, pasando por La Corona y el Barranco Pardinalle, nos llevará al pie de Peña Oturia.

Peña Oturia desde el Collado de las Tres Cruces

Un último repecho, ya por el buen firme de la pista de acceso al refugio, nos lleva hasta un amplio collado donde nos encontramos con un cruce donde nos podemos desviar, unos 600 metros llanos, para visitar el Santuario de Santa Orosia, lugar importante de peregrinaje en Aragón, y donde encontraremos la última fuente hasta llegar a Senegüé.

Santa Orosia. Al fondo Peña Oturia

De vuelta al cruce, tenemos por delante el tramo final y más exigente para ascender a Peña Oturia (3,4 Km. y 220 m. de desnivel). Primero por una pista de nueva construcción con el firme aceptable, que va ganando altura por la ladera del Monte San Cocoba, que dejamos para tomar un carril herboso que remonta directamente por el lomo durante unos 300 metros con una pendiente cercana al 15 % (cargado con alforjas “empujing” bastante duro que sólo los más fuertes podrán hacer sobre la bicicleta). Ya bastante alto podemos disfrutar de una buena panorámica de la Canal de Berdún, la Peña Oroel y la Sierra de San Juan de la Peña.

Peña Oroel y Canal de Berdún

Una vez superada la dura subida, la pendiente se suaviza un poco (hasta el 8 %) y podemos volver a pedalear, pero debido al firme pedregoso e incómodo y al cansancio acumulado, decido continuar durante los últimos metros 700 metros empujando la bici.

Subiendo a Peña Oturia. Al fondo Peña Cancias

Finalizado el largo ascenso desde Fiscal, en el punto más alto al que alcanzaremos el día de hoy (1.770 metros), hago una pequeña parada para descansar y contemplar el panorama que se abre hacia el este, por donde ha transcurrido la etapa hasta ahora: la Sierra de la Corona tras el Valle del río Ara, el Barranco de la Valle por donde hemos realizado el ascenso pasando por Sasa, y al fondo las peñas de la Sierra de Cancias, bajo la que se encuentra Fiscal.

Vista desde Peña Oturia

Después del duro ascenso no terminan las dificultades, ya que el largo bordeo por la ladera oriental de la Sierra de Oturia. Aunque prácticamente llano o con tendencia a bajar, transcurre por un carril destrozado por el paso del ganado (en algún momento tengo que rodear algún grupo de vacas que ocupa completamente el camino), lleno de piedras, escalones y agujeros, y complicado más aún por el barrizal. Hasta el Puerto Berbusa serán casi 3 kilómetros donde es muy difícil de avanzar sobre la bicicleta, siendo casi más fácil hacerlo a pie, para lo que invirtiendo casi 50 minutos.

Bordeando Peña Oturia

Como me imaginaba, las excepcionales vistas que hay desde aquí del Pirineo Central, en parte están ocultas tras las nubes. Sin poder llegar a ver las cumbres de Ordesa, visibles desde aquí, si se llegan a apreciar las moles de la Sierra de la Partacua (donde destaca Peña Telera) y Sierra de Tendeñera (con Peña Sabocos y el Tendeñera), separadas por la brecha que forma el Valle de Tena, tras el que se asoma el Midi d´Ossau.

Vista del Pirineo desde Peña Oturia

El suplicio termina cerca del Puerto Berbusa, donde ya podemos volver a pedalear cómodamente y donde se inicia el largo descenso que nos llevará hasta Oliván, casi 15 kilómetros en los que descenderemos unos 900 metros de desnivel. Primero por un casi perdido carril herboso hasta desembocar a una pista con firme deplorable (muy pedregoso casi trialero) que irá mejorando a medida que descendemos. Por unos momentos circulamos por el hombro de la Sierra de Oturia, desde el que volvemos a tener una magnífica panorámica de la Canal de Berdún y Peña Oroel entre Sabiñánigo y Jaca, antes de volver a adentrarnos en el bosque que cubre la ladera norte.

Canal de Berdún desde Peña Oturia

Tras este primer tramo difícil, con la mejoría de la pista nos podemos lanzar a un rapidísimo y divertido descenso (mucha atención ya que hay tramos con firme pedregoso y fuertes pendientes –media del 7 % pero con rampas cercanas al 18 % llegando a Casbas de Jaca-), que pasando por Susín nos llevará hasta Oliván. En el descenso nos encontramos la señalización del PR-HU 3 que une Fiscal y Oliván pasando por pequeños pueblos (Bergua, Basarán y Otal), algunos de ellos prácticamente abandonados, entre los que se encuentra Ainielle, conocido por el libro “La lluvia amarilla”  de Julio Llamazares, crónica de la desaparición del pueblo, libro muy recomendable.

Finalizado el descenso, no llegamos a entrar en Oliván (merece la pena acercarse para visitar la Iglesia de San Martín), que queda a nuestra derecha, donde enlazamos la señalización del GR 16 Senderos del Serrablo (que recorre la comarca de norte a sur, enlazando al norte con el GR 15 Senda Prepirenaica en Biescas, y al sur con el GR 1 Sendero Histórico en Nocito), dejando la pista y continuando por el fondo del Valle del río Aragón por una pista asfaltada. A nuestra izquierda queda, a pocos kilómetros Biescas, en la entrada del Valle de Tena, con el telón de fondo de la Sierra de Limes (Punta Balposata) y las cumbres de la Sierra de la Partacua (Peña Retona y Peña Telera).

Valle del río Gállego

En menos de un kilómetro, queda a nuestra izquierda la Ermita de San Juan de Busa, primer ejemplo del románico serrablés (de nave única y ábside semicircular con arquería ciega coronada por cilindros y con torres cuadrangulares), que luego veremos en su máximo esplendor en la Iglesia de San Pedro de Lárrede, donde nos encontramos las vieras del Camino de Santiago por el Alto Gállego (camino, que desde el valle bearnés de Ossau, franquea el Pirineo por el Paso del Portalet o por el de Peiralún o Puerto Viejo, y atraviesa longitudinalmente de norte a sur el Valle de Tena, la Tierra de Biescas y parte del Serrablo, para continuar hacia el oeste por Sabiñánigo en dirección a Jaca, donde se une al Camino de Santiago Aragonés).

Iglesia de San Pedro. Lárrede

Desde Lárrede, por pista nos encaminamos hacia el río Gállego que cruzaremos por el Puente de las Pilas (puente colgante de tablas, en estado ruinoso cuando pasé en el 2006, recién arreglado en el 2010). En este momento me vuelvo a encontrar con los bikers andaluces que salieron de Campo conmigo y por fin me han alcanzado.

Puente de las Pilas. Río Gállego

Queda sólo un kilómetro y medio para entrar en Senegüe, final de la etapa de hoy. Hay varias opciones de alojamiento: la Casa Rural El Pajar (que se anunciaba con un cartel a la salida de Campo) y el Hotel Casbas (al pie de la carretera nacional, donde me alojé en mi anterior Transpirenaica), pero esta vez me dirijo al Camping Valle de Tena, a poco más de un kilómetro por la N-260 (tráfico rápido pero con buen arcén) dirección Biescas.

Peña Oroel y Senegüé

Alojamiento: Camping Valle de Tena. 974 480 977. Ctra. N-260 Km. 513. 9,26 €. Menú 9,00 €. Camping de 3 estrellas, de los mejores que he encontrado. Trato muy amable, parcela con hierba, Wifi gratuito, buenos servicios, piscina y un mini supermercado con lo básico. La cena también la haré en el camping (muy rica, hacen descuento a campistas –precio normal 12 €-). 

Otros alojamientos:
- Bergua: CR Casa Satué.
- Senegüe: Hotel Casbas, CR El Pajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada