lunes, 13 de agosto de 2012

Transpirenaica 05. Bagà-El Pla de Sant Tirs

Por el Parc Natural Cadí-Moixeró, del Valle del Llobregat en el Berguedà al Valle del Segre en el Alt Urgell.

Fecha: 29/06/2012.
Dist.: 68,00 Km.; Asc.: 1.671 m.; T. Tot.: 10:05; T. Mov.: 6:23.
Alt. Max.: 1.096 m.; V. Med. Mov.: 9,7 Km/h; IBP.: 120AB.
H. Salida: 7:55; H. Llegada: 18:00.

Descripción.

Partiendo del Valle del Llobregat, en el Berguedà, nos adentramos en el Parc Natural del Cadí-Moixeró, donde recorremos la vertiente sur de la Sierra del Cadí. Frente a la imponente cara norte Pedraforca, coronamos el Coll del Torn, para desde El Collel, iniciar el largo descenso que nos llevará por los Valles de Josa y La Vansa. Ya por el Alt Urgell, ascendemos el Coll d´Arnat, para terminar descendiendo al Valle del Segre.
Desde Bagà, comenzamos remontando el Valle del Bastareny por la carretera de Gisclareny, que dejamos para ascender por la vertiente sur de la Sierra del Cadí. Superados los collados de la Bena y de la Bauma, alcanzamos el Coll del Tor, punto culminante de la etapa, sobre el profundo Valle de Gresolet y frente a la pared norte del Pedraforca. Al llegar a El Collel, puerta de entrada del Alt Urgell, descendemos siguiendo el río de Josa hasta Tuixent, para recorrer el Valle de La Vansa, que dejamos al ascender al Coll d´Arnat. Sólo nos queda bajar, pasando por Castellà de Tost hasta el Valle del Segre, vía de comunicación entre Lleida y Andorra, donde finaliza la etapa en El Pla de San Tirs.
Al principio del día volvemos a coincidir con la Volta BTT Cadí-Moixero, con la que contactamos ayer en Masella, y que no dejaremos hasta Josa de Cadí (salvo un pequeño desvío en el que desciende a Saldes). También compartimos itinerario con los GR 150 Entorn a la Serra del Cadí y GR 107 Camí dels Bons Homes, desde el inicio hasta y El Collel, y entre Tuixent y Molí de Fórnolls. Volvemos a encontrarnos al recorrer el Valle del Segre con el Camino de Santiago en Cataluña, esta vez el Camí de Sant Jaume Alt Urgell-Cerdanya/Camí de Sant Ermengol.

Etapa dura, de las más largas de la travesía con casi 70 kilómetros, y un importante desnivel acumulado, unos 1.700 metros. Afortunadamente el ascenso más duro, hasta el Coll del Torn (19 Km. y 1.100 m. de ascenso) lo afrontamos de salida, dejando el Coll d´Arnat (7,2 Km. y 380 m. de ascenso), más suave y por carretera, para el final. Transcurre en su mayor parte por pistas cómodas y bastantes kilómetros de asfalto (siempre con muy poco tráfico). Sólo tendremos más dificultades en los descensos (desde El Collel hasta la carretera de Josa de Cadí, y desde el Coll d´Arnat hasta Castellà de Tost) por carril-sendero con fuertes pendientes y mal firme. Atención a los últimos kilómetros hasta La Pla de San Tirs por la C-14, vía de comunicación con Andorra, con buen arcén pero con bastante tráfico.
Sin problemas de orientación ya que en todo momento seguimos pistas y carreteras evidentes. Hay pocas opciones de avituallamiento durante la primera parte de la etapa hasta Tuixen, y en la parte final a partir de Sorribes. En las zonas altas únicamente encontraremos agua en la fuente del Collado de la Bena.

En esta ocasión, y motivado por los problemas de alojamiento (el Hostal Cal Maties había cerrado ya en el 2006) en Noves de Segre, final de etapa propuesto por la guía, me desvío hacia La Pla de Sant Tirs (siguiendo la C-14 en dirección a La Seu d´Urgell, a 3,5 kilómetros del desvío a Noves de Segre), donde encuentro finalmente alojamiento.


Perfil.


Crónica.

Afronto la etapa de hoy con sentimientos contrapuestos producto del viaje anterior. Por un lado muy animado, ya que el tramo por la Serra del Cadí frente al Pedraforca fue uno de los que más me impresionó. Y por otro, con las dudas sobre el alojamiento. Fue uno de los peores momentos al encontrar el Hostal Cal Maties cerrado me vi sin poder cenar y durmiendo en la calle. Esta vez, con más experiencia y mejor informado, tengo plan alternativo: hacer lo mismo que la otra vez, seguir la carretera hacia La Seu d´Urgell hasta encontrar algún alojamiento.

Nada más salir damos comienza el “puertaco” del día (y uno de los más largos de la travesía), hasta el Coll del Torn (19 Km. y 1.100 m. de ascenso). Más difícil por su longitud que por sus pendientes. Al principio bastante cómodo, encontraremos las rampas más duras entre Sant Martí del Puig y el Collet de Murcarols, a partir de donde la pendiente, aunque mantenida, permite mantener un buen ritmo (media del 6,5 % y máxima del 12 %).

Por el Valle de Bastareny. Comabona y Serra de la Moixa

Salimos de Bagà siguiendo la carretera de Gisclareny, que tras un kilómetro, cruza el río Bastareny por el Pont de Sant Joan y va ganando altura por la vertiente norte de la Sierra de Gisclareny, dejamos atrás Sant Joan de l ´Avellanet. No mucho más tarde, dejamos el asfalto, que continua remontando en dirección a Gisclareny, y ya por pista alcanzamos un pequeño collado sobre el Serrat Blanc, donde se encuentra la ermita Sant Martí del Puig, encaramada en un cerro que domina el valle.

Valle de Bastareny cerca del Coll de la Bena

Desde aquí hasta el Collet de Murcarolls, remontando el Torrent del Puig, encontraremos las rampas más exigentes (mantenidas durante casi un kilómetro y medio con una pendiente media del 10 %). Tras el repecho, la pista continua en ascenso más cómodamente por la Baga Volterra, alcanzando el Coll de la Bena tras un par de grandes zetas. En el collado me encuentro a 2 excursionistas que están realizando la Volta al Cadi a pie.

Sin cambiar de vertiente, el ascenso prosigue remontando el Torrent de Murcarolls por la umbría de La Bòfia, y tras un corto repecho (aproximadamente 700 metros al 10 %) llegamos hasta el Coll de Bauma que se abre al Valle de Gresolet.

Pedraforca y Coll de la Jaça

Ahora sí cambiamos de vertiente, pasando a ascender ya por la vertiente sur de la Serra del Cadí en dirección al Coll del Torn, siguiendo el Camí de les Bassotes que gana altura (pendientes suaves pero mantenidas) para salvar los cortados de Gresolet y de la Bola, dejando a nuestros pies el profundo valle de Gresolet. En pocos metros dejamos la compañía del bosque, saliendo a sus despejadas laderas, apareciendo ante nosotros la cara norte del Pedraforca, protagonista del paisaje en los próximos kilómetros. Eso sí, antes del llegar al Coll del Torn, tendremos que superar otro pequeño collado, la Collada de la Jaça.

Pedraforca

Desde el Coll del Torn, punto culminante de la etapa, por la pista en suave descenso, pasando por el Coll de les Bassotes, llegamos a El Collel (los más aventureros pueden lanzarse por sendero antes de llevar a él), donde se abre ante nosotros la Coma de Cerneres. Al fondo queda Els Cloterons, el Valle de la Josa y El Cadinell, por donde circularemos los próximos kilómetros. Por delante un largo descenso de casi 30 kilómetros hasta el comienzo del Coll d´Arnat.

Vista desde El Collel

Nos encontramos el primer tramo delicado del día, el descenso hasta la carretera de Tuixent, por sendero al principio para ir mejorando y convertirse en carril, con fuertes pendientes (2,5 kilómetros con una media del 12 %, y algún corto tramo cercano al 20 %), complicado por el firme pedregoso y algún que tramo trialero. En todo caso, estos descensos en los que dejamos brevemente la comodidad de las pistas, son bastante divertidos, añadiendo algo de “picante” a la travesía. Siempre y cuando no nos llevemos alguna “galleta”. Las dificultades terminan en Cerneres, donde el carril se convierte en pista, desembocando en la carretera de Tuixén.

Josa de Cadí y El Cadinell

Tras un pequeño rellano llegamos Josa de Cadí, que queda a nuestra izquierda, con su iglesia encaramada en el promontorio rocoso, lanzándonos a un rápido y tranquilo (nada de tráfico y pendiente suave) descenso junto al Río de Josa, que viene muy bien para recuperarnos del esfuerzo.

Tuixen

Aunque no es necesario ya que se puede continuar por la misma carretera hasta Molí de Fornols, la Traspirenaica se desvía para ascender a Tuixén (unos 800 metros con duras rampas por pista cementada cercanas al 8 %). Aprovecho para comer algo (en la plaza hay un par de bares, Alberg Cal Cortina y Cal Farragetes) y coger agua. El desvío á Tuixén nos permite, además de evitar algunos kilómetros de asfalto, coger el bonito Camí del Molí, que entre bosque y colgados sobre el río, se adentra en el Estret de la Farga, por el que volvemos a salir a la carretera junto al camping de Molí de Fornols.

Tuixen y Valle de Josa

Aquí tenemos dos opciones para continuar el descenso hacia Sorribes, por carretera o por pista. Mi recomendación es directamente continuar por la carretera (debe ser nueva porque no aparece en los mapas), ya que la pista se incorpora a la misma no muchos metros más tarde, después de “comernos” una corta y dura rampa al superar un pequeño barranco.

Ya por el Valle de La Vansa, pasamos Montargull, y en poco tiempo llegamos a Sorribes, último punto de avituallamiento hasta el final de etapa, y donde hay un centro de información de la Val de La Vansa (que también es bar). Haré una pequeña parada, ya que el calor aprieta bastante a estas horas, y el cansancio acumulado va haciendo mella.

Todavía quedan unos kilómetros de ligero descenso, pasando por La Barceloneta, para llegar a L´Ensola y emprender el último ascenso del día, el Coll d´Arnat (7,2 Km. y 380 m. de ascenso). Puerto “cansino”, con pendientes no muy exigentes (media cercana al 5 % y máxima de 9 %) pero con pocos descansos, lo sufriré bastante. Dejamos la compañía del río de Lavansa, para remontar mediante una serie de grandes zetas, por el Torrent de l´Espluga la solana del Montsec del Tost.

Valle de La Vansa subiendo al Coll d´Arnat

Al llegar al Coll d´Arnat abandonamos el asfalto, e iniciamos el descenso hacia Castellà de Tost por el estrecho Barranco de Rotes, en otro de los tramos difíciles del día, debido a la fuerte inclinación (en 4,5 kilómetros descendemos 430 m. de desnivel) y el firme con mucha piedra suelta, sobre todo al principio.

Castellà de Tost

En Castellà de Tost atravesamos una gran explotación ganadera dejando el pueblo a la izquierda, y salimos a la carretera que da acceso a la población (muy estrecha y con zonas de gravilla), por la que en un descenso vertiginoso (otros 230 m. de desnivel en algo más de 3 kilómetros) llegamos a Hostalets del Tost y la carretera C-14, en el fondo del Valle del Segre.

Llega el momento más temido del día: encontrar alojamiento. Para ello me continúo por la C-14 (que tiene bastante tráfico y además muy rápido, al ser la vía de comunicación entre Lleida y Andorra) en dirección a La Seu d´Urgell, dejando a la izquierda el desvío hacia Noves de Segre, donde se encuentra Cal Maties (el edificio que ocupaba el hostal ahora es un flamante club de carretera, con sus neones chillones incluidos).

Noves de Segre

En la anterior ocasión fue la sorpresa más desagradable del viaje. Cuando confiado llegué al hostal y lo encontré cerrado se me cayó el alma a los pies. Pensando que en Noves podía haber algo, me fui hasta allí para no encontrar nada. De vuelta a al hostal, me planteé seriamente pasar una “noche toledana”, vivaqueando sin saco y sin cenar, pero me decidí a seguir carretera arriba sin saber si encontraría algún sitio donde dormir. Finalmente lo hice en una pequeña pensión en Adrall, donde también pude cenar. Esta vez, sabiéndome “la tostada”, y mejor informado iba más tranquilo. Por la carretera de La Seu, hay una pensión en Adrall a 6 kilómetros, un camping a 9 kilómetros, y a las malas está La Seu d´Urgell a 12 kilómetros.

La Pla de Sant Tirs

Con la idea de terminar en Adrall, en la misma pensión donde dormí hace seis años, dejó atrás San Pere de Codinet (hay un restaurante pero lo encontré cerrado), paro en el bar de carretera que hay a la altura de La Pla de Sant Tirs a tomarme una Coca Cola ya muy cansado. En ese momento veo un cartel anunciado un hostal en el centro de la población (que no vi la otra vez), y pruebo suerte. Como el precio me convence y puedo cenar, no me lo pienso más.

Alojamiento: Hostal Llorer. 973 387 405/605 719 998. C/ Sant Sebastià 25. 26,50 € Alojamiento y desayuno. A 3,5 kilómetros del desvío de Noves de Segre por la C-14 dirección La Seu d´Urgell. Hostal familiar muy agradable y con buenas instalaciones. Buen trato a los ciclistas. Menú 13,00 € (rico y abundante). Para mí fue una alegría poder encontrarlo. Sinceramente disfrutaré de los pequeños placeres de un hostal después de cinco días de camping y en albergues. A parte del hostal no encontré ningún otro servicio (bar o tienda de alimentación) en el pueblo.

Otros alojamientos:
- Molí de Fòrnols: Camping-CR Molí de Fòrnols.
- Noves de Segreu: CR Casa Talladel (poco antes de llegar a la población).
- Montferrer (fuera de ruta 9 Km.): Camping Gran Sol.
- La Seu d´Urgell (fuera de ruta 12 Km.): Dispone de una amplia oferta de alojamientos (ver Turisme La Seu).

No hay comentarios:

Publicar un comentario