martes, 28 de agosto de 2012

Transpirenaica 09. El Pont de Suert-Campo


Por los primeros valles aragoneses en la Ribagorça, de la Noguera Ribagorçana al Valle del Esera, al pie del Macizo del Posets. 

Fecha: 03/07/2012.
Dist.: 57,75 Km.; Asc.: 1.197 m.; T. Tot.: 7:33; T. Mov.: 4:58.
Alt. Max.: 1.605 m.; V. Med. Mov.: 10,6 Km/h; IBP.: 102AB.
H. Salida: 8:16; H. Llegada: 15:49.

Descripción.

Primer día por tierras aragonesas, en el que iniciamos la segunda parte de la travesía superado su ecuador, que podríamos situar el El Pont de Suert (aproximadamente 500 kilómetros). Abandonamos la Alta Ribagorça en Catalunya, para desde la Noguera Ribagorçana, entrar en la Ribagorza aragonesa tras atravesar el Alto Valle de Isabena, y bordear por el norte el Macizo de El Turbón, terminar a orillas del río Ésera, que desciende del Valle de Benasque al pie de las cumbres del Parque Natural Posets-Maladeta.
Desde El Pont de Suert remontamos el Barranco de Cirés para llegar hasta Bonansa, desde donde ascendemos al Alto de Bonansa, puerta de entrada al Valle de Isabena. Después de un corto descenso, dejamos la compañía del río Isabena, para recorrer el Barranco de Espés que nos llevará en ascenso por la ladera norte de la Sierra de Ballabriga, hasta el Tozal de Selvaplana. Con espectaculares vistas del Macizo del Posets al norte, iniciamos el largo descenso que nos llevará por el Barranco de Gabás hasta Seira, ya en el Valle del Ésera. Sólo nos queda continuar por carretera junto al río hasta Campo, con El Turbón al este y el Cotiella al norte, por donde continuaremos mañana.

Etapa larga, con casi 60 kilómetros, sin demasiado desnivel acumulado, aproximadamente 1.200 metros de ascenso, que se ve endurecida por los muchos kilómetros por pistas pedregosas y con mal firme debido a su abandono. En la primera parte de la etapa, hasta alcanzar la cota máxima bajo la Sierra de Ballabriga, nos encontraremos pendientes bastante duras: en el ascenso a Cirés, el Alto de Bonansa y los primeros kilómetros por el Barranco de Espés, estos por asfalto lo que ayuda bastante; y sobre todo, la subida final desde Espés, con casi 5 kilómetros con una pendiente media del 8 % y rampas del 13 %, por pista con firme pedregoso. El descenso no es tampoco nada cómodo, con tramos bastante pedregosos por el Barranco de Gabás, y principalmente por el carril-sendero para llegar a Seira, con sectores trialeros y fuerte pendiente. Los últimos kilómetros, desde Seira hasta Campo, se realizan por carretera donde podemos encontrar algo de tráfico, pero que cuenta con un buen arcén.
Sin demasiados problemas de orientación ya que circulamos siempre por pistas evidentes. Sólo tendremos que estar algo más atentos en el tramo entre Espés y Gabás, donde hay bastantes cruces. Circulamos por zonas que antiguamente estaban más habitadas y han ido cayendo en un progresivo despoblamiento, por lo que pasamos cerca de muchos pequeños pueblos que cuentan con pocos servicios, por lo que serán Bonansa (Km. 14) y Seira (Km. 46) los principales lugares de avituallamiento.

Debido a los posibles problemas de alojamiento en Senz (sólo cuenta con una casa rural), y al igual que en mi anterior Transpirenaica, me he decidido a variar el final de etapa, terminando en Campo (a 2,5 Km. del desvío de Senz, siguiendo por la carretera N-260), localidad que cuenta con todos los servicios.
Lejos del eje axial pirenaico y por tanto del GR 11 Senda Pirenaica, circulando por las sierras prepirenaicas aragonesas, nos vamos a ir encontrando en muchas ocasiones con el GR 15 Senda Prepirenaica. En concreto hoy, nuestra etapa sigue en gran medida su itinerario, y aunque este aprovecha senderos no muy recomendables para la bicicleta, nos vamos a encontrar su señalización en varios puntos: en el Barranc de Cirés, cerca de Bonansa, y principalmente entre Gabás y Seira (donde coincide durante bastantes kilómetros). También a la salida de El Pont de Suert coincidimos con el Romanic Trail hasta Bonansa, donde nos cruzamos con el GR 18 Senderos de la Ribagorza, que atraviesa La Ribagorza de norte a sur desde Aneto hasta Fonz. Por otro lado, compartimos itinerario con dos de las rutas diseñadas por Aramón Bike: durante toda la etapa con la Pirinés Epic Trail, y con el Turbón Tour, entre El Pont de Suert y Gabás.

Transpirenaica en BTT 09. El Pont de Suert-Campo at EveryTrail

Perfil.



Crónica.

Hoy me tomo la etapa con día transición camino de Ordesa y sus espectaculares paisajes, aunque tampoco está exenta de buenos momentos, impresos en mi memoria desde al anterior travesía. Ha destacar: el impresionante panorama del Macizo del Posets bajando hacia Gabás, y el carril-sendero en descenso muy divertido para llegar a Seira. Como punto negativo, la incertidumbre sobre el alojamiento al final de la etapa. Senz, el final de etapa propuesto por la guía, es muy pequeño y sólo cuenta con casas rurales, así que me decidiré a bajar al cercano pueblo de Campo, donde parece que hay un camping (aunque no lo tengo muy claro) y varios hoteles (esperemos que no demasiado caros).

El primer trámite desde el camping de Castillo de Tor es llegar hasta El Pont de Suert (a 2,9 kilómetros), verdadero punto de inicio de la etapa de hoy. Para ello no me complico la vida como ayer, y tomo la L-500 (carretera de acceso al Valle de Boí, punto de acceso al Parc Nacional de Aigüestortes y Estani Sant Maurici y donde se encuentran algunos de los ejemplos más interesantes del románico de Boí –Sant Eulàlia en Erill-de-la-Vall, y Sant Climent y Santa María en Taül-). En seguida la carretera conecta con la N-260 (tramo bastante incómodo debido al tráfico pesado y al casi inexistente arcén, mucha atención) por la que llegamos a El Pont de Suert.

Iglesia de la Asunción. El Pont de Suert

La etapa de hoy es bastante tranquila, así que aprovecho para tomarme un café tranquilamente. En la cafetería coincido con uno de los participantes de la Transpyr 2012 (viaje organizado y autoguiado que cruza el Pirineo desde el Mediterráneo hasta el Cantábrico, y que coincide en gran parte con el itinerario descrito por Jordi Laparra en su guía, pero buscando variantes con más sendero y en sólo 8 días), que con problemas en el tendón de Aquiles ha decidido tomarse un día de recuperación, e intentar recuperar la ruta mañana en Aínsa (a donde llegan hoy después de 99 kilómetros y 2.530 metros de ascenso).

Barranco de Cirés

Desde la calle principal atravesamos el casco antiguo de El Pont de Suert por la Carrer del Camp de la Villa hasta la Plaça Major, cruzamos el río Noguera Ribagorçana por una pasarela, y nos adentramos en el Barranc de Cirés, que remontaremos hasta el Serrat Puso (5,8 Km. y 340 m. de ascenso).

Cirés

Primero por asfalto sin tráfico hasta el desvío a Cirés (llegando a la población, que queda a nuestra izquierda, encontramos las rampas más duras, con un kilómetro y medio al 10 % de media), y después por pista (atentos al cruce), con una primera rampa muy dura (unos 400 metros al 12 %) y tramos con mal firme. Un pequeño rellano al atravesar La Bardosa, nos pone en las cercanías de Bonansa, a donde llegamos por pista con mejor firme tras atravesar varios pequeños barrancos que vierten sus aguas al Riuet de la Mola.

Bonansa

Sin llegar a entrar a Bonansa, tomamos la carretera A-1605 (sin tráfico) por la que continuaremos los próximos kilómetros, y que sube al Alto de Bonansa (1,9 Km. y 130 m. de ascenso), puerto cómodo con una pendiente media del 6,5 % sin pendientes muy duras. Dejamos atrás las últimas montañas que hemos recorrido por Catalunya (Corronco, Vedats d´Erta y Pica de Cerví).

Subiendo al Alto de Bonansa

Al alcanzar el puerto, se abre ante nosotros el Valle del Isabena, que recorremos brevemente en un corto pero rápido descenso bajo el Tossal de la Font, hasta el desvío que nos llevará por el Barranco de Espés, después de cruzar el Río Blanco.

Tossal de la Font. Valle del Isabena

No dejamos el asfalto, ya que nuestra ruta continúa por la carretera que da acceso a Espés. El primer tramo, aproximadamente un kilómetro y medio, es bastante exigente, ya que remontamos la ladera mediante una serie de zetas enlazadas (pendiente media del 8 % y rampas al 11 %), pero enseguida la pendiente se suaviza y llegamos cómodamente hasta el cruce de Espés.

En este punto empieza lo más difícil de la etapa. La pista remonta, siguiendo el Barranco de Tarrasiasa, las laderas de la Sierra de Ballabriga bajo el Puerto de las Aras, hasta un pequeño collado junto al Tozal de Selvaplana. Son casi 5 kilómetros y 350 metros de ascenso, con tramos realmente muy duros (los tres primeros kilómetros con una pendiente media del 10 % y rampas cercanas al 13 %), complicados con un firme muy malo y pedregoso.

Espés Alto y Espés

Superada la cota máxima de la etapa, unos modestos 1.600 metros, nos queda por delante un largo descenso, de casi 30 kilómetros hasta Campo que se encuentra a 690 metros, no exento de algún pequeño repecho. Además, la pista en mal estado de conservación y con zonas en mal estado (en general bastante pedregosa no vamos a encontrar cortos tramos algo trialeros), no permite darse muchas alegrías. Todo ello, se ve compensado por una de las mejores panorámicas de la Transpirenaica. Tras Sant Feliú de Veri se puede distinguir, de izquierda a derecha: la Sierra de Chía, el Macizo del Posets (Picos de Eriste, Posets, Cresta de Bardamina, Pico de Perramo y Cresta de Xinebro) y Pico Gallinero.

Sant Feliú de Veri. Macizo del Posets y Pico Gallinero

Un primer rápido descenso nos lleva, siguiendo el Barranco Cogulas por la falda de la Montañeta de Sant Feliú (al norte de El Turbón), hasta la Partida de Segalás, dejando a la derecha el desvío a La Muria. Tras un segundo cruce, esta vez hacia San Martín de Veri, nos encontramos el repecho más duro (corto, con menos de un kilómetro, pero que hace mella en las piernas). De aquí a Gabás ya predomina el descenso.

Llegando a Gabás. Al fondo la Sierra de Chia y el Macizo del Posets

No es necesario entrar en Gabás (dispone de fuente por si vamos justos de agua), ya que tomamos a la izquierda el Camino de Seira, señalizado con las marcas rojas y blancas del GR 15 que seguiremos los próximos kilómetros. Dejamos el Barranco de Gabás para adentrarnos en el Valle del Ésera, en un tramo realmente espectacular, por un carril que primero bordea a media ladera el cerro de San Chuán bajo el Pico Baciero, sobre el valle que se estrecha formando el Congosto del Ventamillo, para después lanzarnos en un vertiginoso descenso hasta Seira. Y como telón de fondo las cumbres del Macizo de El Cotiella (Cotiella, Reduno, Cresta de Armeña y Punta Alta).

El Cotiella bajando a Seira

En mi opinión es uno de los descensos más divertidos de la travesía, siguiendo un estrecho carril-sendero con algún tramo técnico y zonas de firme pedregoso (que se pueden evitar en gran parte siguiendo la rodada limpia), pero en el que podemos disfrutar de la velocidad. Tras cruzar el pequeño collado de La Sentellana, comienza con una corta zona de sube y baja (hay alguna pequeña rampa) hasta la Partida de Inglesete, donde empieza el verdadero descenso. Mucha atención al último tramo, desde la Partida de la Inclusa, donde encontramos pendientes muy fuertes (3 kilómetros con una pendiente media del 10 % y rampas cercanas al 20 %). Los últimos metros hasta Seira son por asfalto siguiendo la pequeña carretera local de acceso a Abi.

Camino de Seira. El Cotiella y Valle del Ésera

Con todo el trabajo duro de hoy hecho, sólo queda el largo (11 kilómetros) y cómodo descenso por la nacional N-260 hasta Campo, decido hacer una pequeña parada para tomar algo y descansar después del exigente descenso. Seira podría ser un buen final de etapa, ya que cuenta con todos los servicios (bar-restaurante, supermercado y alojamiento -el Albergue-Hostal Ventamillo-), pero prefiero avanzar hasta Campo para que la etapa de mañana no quede demasiado larga. También tenemos muy cerca Castejón de Sos, fuera de ruta a 8 kilómetros siguiendo la nacional en dirección al Valle de Benasque.

Con la duda del alojamiento, todavía no sé dónde terminare durmiendo, me encamino hacia Campo por la sempiterna N-260 (sin arcén pero bastante amplia) que ya hemos ido encontrando a lo largo de la travesía. Aunque el lugar es bonito (circula encajada en el profundo Valle del Ésera), y con poco tráfico (son cerca de las 3 de la tarde y todo el mundo tiene que estar de sobremesa o directamente echándose la siesta), se me hace un poco pesado por el calor y porque, al contrario de lo que pensaba, no es solo dejarse caer sino que hay que dar pedales (hay incluso un pequeño repecho a la altura de San Nicolau).

Por el Valle del Ésera bajando a Campo.

Tras dejar a la derecha el desvío a Senz (me ahorro 3,7 kilómetros y 230 metros de ascenso) continúo por la N-260 unos tres kilómetros hasta Campo. A la entrada de la población me desvío unos metros con la vana esperanza de encontrar el Camping La Llera (hay alguna indicación y sigue apareciendo en los mapas), para encontrar que ya no existe, cerrado desde hace muchos años después de la tragedia de Biescas. Uno de sus campings, mal situado en una llanura aluvial al pie de uno de los barrancos, fue literalmente borrado del mapa por una terrible avenida de agua después de una fuerte tormenta veraniega, ocasionando muchas víctimas y provocando la modificación tardía de la legislación sobre el emplazamiento de este tipo de alojamientos).

Aunque por un momento me planteo montar la tienda (el lugar, una chopera junto al río Esera, puede ser un buen lugar para la acampada libre, fuera de miradas indiscretas y cerca del pueblo), finalmente me decido a buscar alojamiento en alguno de los hoteles (aunque hay un par de campings, son privados y no aceptan campistas). Después de preguntar en el Hotel Cotiella (32,50 € la habitación individual con el desayuno incluido), me acerco al Hotel Los Nogales, donde dormí en la ocasión anterior. El precio normal es de 40 €, pero me hacen una rebaja por lo que decido quedarme.

Por la tarde, después de acercarme a la oficina de turismo (la chica que la atiende es muy amable y puede facilitarnos mucha información de rutas senderistas y de BTT por la zona), aprovecho para darme un pequeño paseo por Campo. Los más curiosos también pueden visitar el interesante Museo de Juegos Tradicionales. Termino el día cenando en el Restaurante del Hotel Cotiella, situado en la carretera principal, con menú rico y abundante (12,00 €).

El Turbón desde Campo

Alojamiento: Hotel 3* Los Nogales. 974 550 036. C/ Nugueret 30. 30,00 € Alojamiento y desayuno. Hotel con encanto con buenas instalaciones y trato muy amable. Disponen de una habitación para dejar la bici (donde guardan un par de bicis eléctricas que también alquilan). Wifi gratuito.

Otros alojamientos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada