sábado, 19 de octubre de 2013

Travesía Pirineo Frances 17. Ainhoa-Hendaye-Irún.

Por la montañas del Bidasoa, del Valle de la Nivelle al Atlántico.

Fecha: 08/07/2013.
Dist.: 50,28 Km.; Asc.: 1.379 m.; T. Tot.: 9:36; T. Mov.: 6:03.
Alt. Max.: 369 m.; V. Med. Mov.: 8,3 Km/h; IBP.: 106 MTB-B.
H. Salida: 8:01; H. Llegada: 17:38. 
Departamentos: Aquitaine (Pyrénées Atlantiques).
Cartografía: Michelin 1:200.000 342 Hautes-Pyrenees Pyrenees-Atlantiques; IGN Top100 166 Pau Bayone; Rando Editions 1:50.000 1 Pays Basque Ouest (Labourd-Basse Navarre); IGN Top25 1245OT Hendaye/Saint-Jean-de-Luz/Cote d´Argent.

Descripción.

Tercera etapa por el Pays Basque francés por el Labourd, y última etapa de la travesía en recorremos Labourd-Terre & Côte Basque hasta Hendaye a orillas del Atlántico.
Dejamos Ainhoa siguiendo el GR 10 hasta Sare, para ascender al Col de Lizuniaga desde donde nos asomamos por primera vez al Valle del Bidasoa, recorriendo la vertiente sur de La Rhune. De vuelta a Francia por el Col d´Ibardin, donde recuperamos el trazado del GR 10, que nos llevará rodeando el Xoldokogaina hasta Hendaye, en la Bahía de Txingudi. Sólo nos queda cruzar el Bidasoa por el Puente de Santiago para llegar a Irún, final definitivo de la travesía.

Etapa corta, con unos 50 kilómetros, pero con un importante desnivel acumulado, cercano a los 1.400 metros. Sin grandes puertos (ninguno supera los 250 metros de desnivel acumulado) pero con un perfil muy quebrado, en una continuo sube y baja donde encontraremos cortas pero muy duras rampas.
Por terreno muy variado, aunque predomina el asfalto (en general carreteras locales con poco tráfico salvo al paso por Hendaye e Irún donde tendremos que extremar las precauciones), también encontraremos también bastantes kilómetros de pista, y lo que nos dará más problemas, cortos pero complicados tramos de sendero en muchos casos inciclables. El más importante, el bordeo al Xoldokogaina desde el Col d´Osin, de casi 2 kilómetros que tendremos que hacer íntegramente a pie y que supone un incómodo "empujing" de media hora.

Pocos problemas de avituallamiento debido a la longitud de la etapa, y a que pasamos por varias localidades que cuentan con todos los servicios necesarios (Sare Km. 12, Ibardin Km. 27 y Hendaye Km. 42), ademas de alguna venta donde poder tomarnos algo (Venta Lizuniaga Km. 20).
La ruta coincide con la parte final (los últimos 12 kilómetros desde Ainhoa) de la Etapa 22 Bidarray-Sare (34,3 Km. y 1.200 m. de desnivel) e íntegramente con la Etapa 23 Sare-Hendaye (32 Km. y 1.000 m. de desnivel) descritas por la guía de La Traversée VTT des Pyrénées Françaises. He realizado una pequeña modificación a partir del Col des Poiriers, en la que desde el Col d´Osin no llego a subir al Xoldokogaina, tomando como variante durante algunos kilómetros la Ruta de los Contrabandistas en BTT. Aunque el recorrido descrito finaliza en Hendaye, para facilitar el retorno a casa he continuado hasta Irún rodeando la Bahía de Txingudi y cruzando el Bidasoa por el Puente de Santiago.
Posibles variantes:
- Variante Sare-Col de Lizuniaga por carretera (7,2 Km. y 160 m. de desnivel). Opción en caso de mal tiempo en la que podemos realizar el ascenso siguiendo la carretera D406.
- Variante Sare-Col d´Ibardin por la vertiente norte de La Rhune (13,2 Km. y 800 m. de desnivel). Para los más aventureros la guía propone esta variante  más "pédestre",  que como bien dice obliga a menudo a caminar y a empujar la bicicleta, y que en mi opinión es muy poco recomendable, más aun yendo cargado con alforjas. Sigue en gran parte el GR 10 Sare-Olhette-Hendaye, subiendo por el Col des Trois-Fontaines bajo la cima de La Rhune, para recuperar el itinerario principal pasando por los Cols de Zizkouitz y d´Inzola. Cabe la posibilidad de desviarse también por la Gite d´etape d´Olhette (posibilidad de alojamiento).
- Variante por el Lac des Poiriers y el Camping Aire-Ona. Opción en caso de mal tiempo o de mucha fatiga, en la que podemos evitar los peores tramos a partir del Col des Poiriers. Desde el Lac des Poiriers desciende en dirección al Camping Aire-Ona (Urrugne Quartier Berroeta), para siguiendo pequeñas carreteras locales, recuperar el itinerario principal a su paso bajo la A63 Autoroute de la Côte Basque.
- Variante Col des Poiriers-Irún siguiendo la Transpirenaica en BTT. También si queremos evitarnos el incómodo sendero por el Xoldokogaina, tenemos la posibilidad de continuar por el itinerario de la Transpirenaica española clásico (descrito en la guía de Jordi Laparra), que desde el Col des Poiriers desciende al río Bidasoa, para continuar junto a él hasta Irún.
Como los últimos días nuestra ruta, tratando de evitar las zonas menos ciclables, va a coincidir en muchos momentos con el itinerario del GR 10 Traversée des Pyrénées. Lo seguiremos en su mayor parte entre Ainhoa y Sare, en algunos tramos entre el Col d´Ibardin y Biriatou. En Sare nos encontramos con el GR 8 de l´Adour aux Pyrénées, donde finaliza su camino desde Urt a orillas de l´Adour cerca de Bayonne
Cerca de Hedaye nos encontramos con la señalización del último Chemins de Saint-Jacques en France, en este caso La Voie du Littoral, en su camino por la costa de las Landes desde Soulac-sur-Mer en la desembocadura del Garonne.
Por último nos encontramos con dos importantes rutas BTT. Por un lado la Tranpirenaica en BTT (el recorrido ya clásico de la Travesía de los Pirineos desde el Mediterráneo al Atlántico por la vertiente española descrito por la guía de Jordi Laparra), entre la Venta Lizuniaga y el Col de Landagañeta, y entre el Col d´Ibardin y el Col des Poiriers. Y por otro la Ruta de los Contrabandistas en BTT (ruta circular por los montes fronterizos del Bidasoa enlazando numerosos puntos que fueron hitos en el contrabando del siglo XX), en la Venta Lizuniaga y entre el Col de Landagañeta y el Col des Poiriers.

Travesía Pirineo Francés 17. Ainhoa-Hendaye-Irún. at EveryTrail
 


Perfil.


Crónica.

Transcurridos 16 días desde que salí de Llança a orillas del Mediterráneo, si todo va bien hoy por fin alcanzaré el mar Cantábrico, final de este viaje. Curiosamente serán 17 días, los mismos que invertí para recorrer la Transpirenaica por la vertiente española.

En principio un día relajado y para disfrutar, ya que únicamente me separan unos de 43 kilómetros para llegar a Hendaye (final oficial de la travesía), y algo más de 5 kilómetros para terminar en Irún (final práctico desde donde regresaré a casa). En todo caso estos aproximadamente 50 kilómetros también hay que hacerlos, y al final no serán un tranquilo paseo que yo pensaba.

Notre-Dame de l´Assomption. Ainhoa.

Abandonamos Ainhoa siguiendo el GR10 Ainhoa-Sare, que nos servirá de referencia durante los 12 kilómetros que nos separan de Sare. Nada más salir de la población dejamos a nuestra izquierda el Chemin de Saint-Jacques Voie du Baztan, que se dirige hacia el cercano paso fronterizo de Dantxarinea a menos de 2 kilómetros. Nosotros sin embargo nos dirigimos en dirección oeste, hacia La Rhune, ya visible en el horizonte.

La Rhune. Saliendo de Ainhoa.

Primero por una pista asfaltada, poco después nos encontramos con el primer tramo de sendero de la etapa, por el que descendemos hasta la Nivelle. Al principio bastante bueno, ya junto al río nos encontramos aproximadamente 800 metros complicados de hacer sobre la bici, por una senda estrecha casi cerrada por la vegetación, con algo de barro debido a la cercanía del río y con bastantes raíces.

Sendero bajando a la Nivelle.

Una vez cruzamos la Nivelle por el pequeño puente de Urritieneko Errota, nuestra ruta continua por carriles (hay varias posibilidades sólo tenemos que buscar la mejor opción) entre el bosque de ribera hasta que cruzar la carretera D4 junto al Pont du Diable, donde por fin encontramos una pista buena terminando las dificultades.

El Chemin de Zorribenta (pista con buen firme) deja la compañía de la Nivelle, remontando un pequeño vallecito en dirección a la frontera franco-española, con la que coincidirá durante más o menos un kilómetro (nos vamos a ir encontrando varios mugarris o mojones fronterizos) hasta la Gaineko Benta-Venta du Carrelage. Termina un pequeño "puertecito" (3 Km. y 120 m. de ascenso) que nos puede dar una idea de cómo serán las subidas que nos encontraremos el resto de la etapa: pocos desniveles pero con cortas rampas con porcentajes durísimos.

Por la frontera. Al fondo el Ibanteli y La Rhune.

Dejando atrás el cordal fronterizo, descendemos por pistas asfaltadas en dirección a Sare, a donde entramos siguiendo la D306 atravesando el Quartier de Istilart (a nuestra derecha queda un bonito puente románico sobre el Lizuniagako Erreka). Sare, buen lugar donde avituallarnos ya que cuenta con todos los servicios necesarios (hoteles, varios campings, supermercados, etc.), era en principio el final de la etapa de ayer pero yo me decidí por parar en Ainhoa.

Puente románico. Istilarté. Sare.

A la salida de Sare, nos encontramos con dos cortos tramos de sendero: el primero para bajar hasta el Uharka Erreka (camino empedrado empinado que no ofrece dificultades); y el segundo para recuperar el desnivel perdido hasta el Quartier Lehenbizkay (aproximadamente 200 metros de sendero ciclable pero con pendientes cercanas al 15 %).

Desde Lehenbizkay bajamos de nuevo al Lizuniagako Erreka (ya lo cruzamos poco antes de entrar en Sare), donde damos comienzo al segundo "puertecito" del día, el Col de Lizuniaga (6,3 Km. y 210 m. de desnivel). Por una pequeña carretera vamos ganado altura por el Valle de Lizuniaga pasando por varios caseríos (Pikasarriko Borda y Katherenborda), hasta que a los dos kilómetros y medio la abandonamos por una pista (buen firme), donde dejamos a nuestra izquierda la Ferme Equestre Les Pottok d´Ibanteli.

La Rhune. Subiendo al Col de Lizuniaga.

Durante otros 2 kilómetros continuamos en ascenso por la pista que lleva a la Bexineneko Borda al pie del Ibantelli, pero sin llegar a ella tomamos un carril (fuerte pendiente y firme pedregoso) que baja a la carretera D406 (carretera que comunica Sare y Bera de Bidasoa por el Col de Lizuniaga), por la que terminaremos nuestro ascenso al Col de Lizuniaga, ya en la provincia de Navarra.

Entrando en Navarra.

En el Col de Lizuniaga esperaba poder tomarme algo en la Venta Lizuniaga, pero por tercera vez me la encuentro cerrada. En todo caso aprovecho para hacer una parada junto a la fuente, donde me encuentro un nutrido grupo de bikers catalanes haciendo la Transpirenaica (viajan con una furgoneta de apoyo y me ofrecen un Acuarius que les agradezco mucho).

En este punto enlazamos con la Travesía de los Pirineos en BTT (itinerario descrito por la guía de Jordi Laparra que se ha convertido en todo un clásico de las grandes rutas BTT en España), proveniente del Col de Lizarrieta en su última etapa Etxalar-Hondarribia, y que coincidirá con nuestro recorrido los próximos 4 kilómetros.

La Rhune desde Kaule Auzoa.

Un corto pero rápido descenso por la Na-4410 nos lleva hasta Kaule Auzoa, donde la abandonamos (sigue en dirección a Vera de Bidasoa que queda a sólo 3,6 kilómetros) para iniciar el ascenso que nos llevará por la ladera sur de la Rhune hasta el Col de Landagañeta (3,1 Km. y 210 m. de desnivel). Es posiblemente el puerto más duro de todo el día, con una pendiente media del 7 %  pero con rampas cercanas al 20 %, y 600 metros finales hormigonados realmente demoledores al 15 %.

Llegando al Col de Landagañeta. Al fondo La Rhune.

En el Col de Landagañeta, en lugar de continuar junto a la Transpirenaica en BTT en ascenso en dirección a la Venta Yasola, nuestra ruta sigue el Arizmediko Bidea (pista con buen firme), coincidiendo con el trazado de la Ruta de los Contrabandistas en BTT (Etapa A-4 Etxalar-Hondarribia), que la línea del cordal en un alcanza el Col d´Ibardin disfrutando de magníficas vistas sobre el Valle del Bidasoa y el lejano Aiako Harria.

Aiako Harria. Cerca del Col d´Ibardin.

Llegar a el Col d´Ibardin es siempre una sorpresa. Puesto fronterizo entre Francia y España hasta 1993, en él se han establecido un núcleo de servicios (tiendas, bares, restaurante, gasolinera, etc.) al que acuden muchos turistas tanto de un lado como otro de la frontera. Si llegamos en fin de semana puede ser un verdadero "shock" después de pedalear por las solitarias pistas del Pirineo. No hay mal que por bien no venga, y sentado en la terraza de uno de los bares empiezo a celebrar el final de mi travesía con una cerveza bien fresquita.

Pero nuestro contacto con la "civilización" es breve, ya que enseguida nos volvemos a adentrar en el bosque por una pista que desde el aparcamiento se dirige hacia el Lago Xoldokogaina en un tramo común con la Transpirenaica y la Ruta de los Contrabandistas hasta el Col des Poiriers. Frente a nosotros aparece Saint-Jean-de-Luz, y por primera vez el mar Atlántico nuestro destino final.

Saint-Jean-de-Luz.

Tras un corto descenso, la pista bordea el Lago Xoldokogaina, y emprende el ascenso hacia el Col des Poiriers (1,6 Km. y 70 m. de desnivel) con un par de duros repechos (uno de ellos con 200 metros al 15 %). En el collado me encuentro con varios senderistas que están realizando el GR 10 Sare-Olhette-Hendaye, que hemos recuperado tras abandonarlo en Sare (nos hemos cruzado con él en el Col d´Ibardin).

Lago Xoldokogaina y La Rhune desde el Col des Poiriers

En el Col des Poiriers me surge la duda ya que tenemos varias posibilidades:
- Si seguimos la descripción de la guía, nos toca ascender al Xoldokogaina (1,3 Km. y 160 m. de desnivel), con una más que probable dura empujada por el sendero que se ve claramente desde el collado, cosa que no apetece nada.
- Tenemos una escapatoria siguiendo el itinerario de la Transpirenaica en BTT, que desciende hasta el Bidasoa, y llega cómodamente hasta Irún pasando por Biriatoy y Behobia. Ya conocida por mí, esta posibilidad evita los problemas del Xoldokogaina, pero me lleva directamente hasta Irún sin pasar por Hendaye.
- Y por último, parece que se puede bordear el Xoldokogaina sin llegar a subirlo siguiendo las marcas de la Ruta de los Contrabandistas en BTT, recuperando el itinerario descrito por la guía poco después. Tiene buena pinta ya que aunque hay que subir por pista al Col de Osin, luego transcurre por un sendero en franco descenso.
Finalmente me decido por esta última, por dos motivos: por un lado, mantener lo más fielmente la ruta descrita por la guía, que podré retomar superado el Xoldokogaina; y por otro, pruebo el tramo de la Ruta de los Contrabandistas, recorrido que se cuenta entre mis futuros proyectos.

Valle del Bidasoa. Hedaya. Bahía de Txingudi

Será un tremendo error. Una vez alcanzado el Col de Osin (0,6 Km. y 45 m. de desnivel), los dos kilómetros de sendero que me encuentro son completamente inciclables, convirtiendose en una dura e incómoda "empujada" aun siendo cuesta abajo. Casi cerrado por la vegetación, con mucha piedra y con grandes escalones en algunos momentos incluso tendré que echarme la bici al hombro. El único consuelo que me queda son las espectaculares vistas del Valle del Bidasoa, con Irún y Hendaya al fondo.
Nota informativa: Ya de vuelta en casa, por curiosidad, compruebo por dónde pasa la Ruta de los Contrabandistas en ese tramo, y me doy cuenta que el track que aparece en su web no va por donde yo lo hice, a pesar de que tengo casi la completa seguridad de que sí vi sus marcas. En su lugar transcurre junto al GR 10 algo más abajo. Parece que realmente seguí el itinerario que se hace a pie.

Al final el sendero termina desembocando en una pista, que dejando el GR a la izquierda camino de Biriatou, desciende en a Martingoiti bajo la Rocher des Perdrix, donde me encuentro con un nuevo "marrón". La pista termina a las puertas del caserío, por lo que nos veremos obligados a bordear la finca por un sendero (no debo ser el primero al que le ocurre), teniendo que hacer unos 200 metros a pie no sin cierta dificultad. Superada la casa salimos a un carril (poco utilizado, bastante pedregoso y empinado) por el que salimos a Larretchekoborda donde terminan las dificultades.

Hondarribia y Hendaya. Bahía de Txingudi.

Por una carretera local en franco descenso cruzamos bajo la A63 Autoroute de la Côte Basque hasta las cercanías del peaje, donde nos encontramos de nuevo con el GR 10 Olhette-Hendaye que nos servirá de referencia hasta Hendaye, y afrontamos el último "puertecito" del día y de la travesía. Primero hasta Garlatz (dura rampa de unos 500 metros con un principio demoledor al 15 %), y después hasta Migeltxoenborda (2,1 Km. y 120 m. de desnivel), donde nos encontramos con la señalización del Chemin de Saint-Jacques Voie Littoral.

Hondarribia. Al fondo el Jaizkibel.

Ya sólo nos queda dejarnos caer hasta Hendaye a donde entramos por el barrio de Marizabalenea. Para dar por terminado "oficialmente" mi viaje, siguiendo las marcas rojas y blancas del GR 10, me dirijo hacia Hendaye Plage  por una piste cyclable que bordea la Bahía de Txingudi hasta el Casino de Hendaye, frente al que me encuentro el último panel del GR 10.

Final del GR 10 en Hendaye.

Junto al Casino de Hendaye, frente a la Bahía de Higuer a orillas del Atlántico, termina mi Travesía del Pirineo después de 900 kilómetros y 28.000 metros de desnivel acumulado. Datos fríos que no pueden dar una idea de todas las sensaciones y paisajes vividos. La celebración dura poco ya que me siento como un "pez fuera del agua", rodeado de bañistas y turistas en una playa en plena temporada alta, por lo que emprendo mi camino hacia Irún, final "práctico" del viaje.

Hendaye Plage. Al fondo Hondarribia.

De vuelta al centro de Hendaye siguiendo el mismo carril bici que me ha traído hasta aquí, me dirijo hacia el Puente de Santiago por la D912 dirección España (carretera con tráfico por lo que tendremos que extremar las precauciones). Una vez hemos cruzado el río Bidasoa, me encuentro con las flechas del Camino de Santiago que utilizaré para atravesar Irún y llegar hasta el Albergue Martindozenea, opción de alojamiento que ya he utilizado en otras ocasiones. 

Alojamiento: Albergue Juvenil Martindozenea. Avda. Elizatxo 18. Telf: 943 62 10 42. Alojamiento y desayuno 22 €. Cerca del centro comercial de Irún y de la estación de autobuses. Albergue moderno y muy cómodo, instalado en una antigua casa señorial completamente reformada. Dispone de un ordenador con acceso a Internet y Wifi gratuita. Por la tarde para entrar al albergue abren a las 17:00.

Otros alojamientos:
- Sare: Hotel Pleka Trinketea, Hotel 3* Arraya, Hotel 3* Lastiry, Hotel 2* Baratchartea (Quartier Ihalar), Hotel 2* Pikassaria (Quartier Lehenbiskay), Gîte d'étape-Camping 3* La Petite Rhune (Quartier Lehenbizkai), Camping 1* Tellechea (Quartier Istilart), Camping 2* Goyenetche (Quartier Les Bordes). Más información Sare Turismo.
- Col de Lizuniaga: Hotel Lizuniaga.
- Biriatou: Auberge Hiribarren, Hotel Jardins de Bakea, Hotel Larretxeko Borda (Col de Courlecou).
- Hendaya: Amplia oferta de alojamientos, más información en Hendaye Turismo.
- Irún: Amplia oferta de alojamientos, más información en Irún Turismo. 

El regreso a Madrid.

Fecha: 09/07/2013.

Como en otras ocasiones, debido a las pocas facilidades que ofrece RENFE para viajar con la bicicleta (se puede consultar su normativa para confirmarlo), la vuelta a Madrid será en autobús, con la empresa Alsa (Línea Irún-Donosti-Vitoria-Madrid Avenida de América; Horario: 08:15-15:10; Precio: 38,06 € más 10 € por la bicicleta).

Alsa no pone problemas para llevar la bicicleta (normas para trasporte de bicicletas), salvo en el límite de cuatro bicis por autobús y que tiene que ir embalada (para evitar que ensucie o dañe el resto del equipaje más que para protegerla). No es necesario desmontarla mucho, con quitar la rueda delantera es suficiente.

Para solucionar el embalaje he utilizado un paquete de bolsas de basura y precinto (fácilmente de encontrar en cualquier tienda y bastante económico, también se puede utilizar papel transparente de cocina), que después de desmontar las dos ruedas y engancharlas al cuadro con un par de pulpos haciendo un bulto compacto, utilizo para envolver la bicicleta.

En Madrid sólo me queda montar de nuevo la bici y pedalear desde la estación de autobuses de Avenida de América hasta Atocha, donde cojo el Cercanias hasta Getafe, donde termina definitivamente mi Travesía de los Pirineos.

5 comentarios:

  1. GRACIAS !!! por compartir tus experiencias de una manera tan ilustrativa. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Una vez más, ¡¡¡eres mi héroe!!!
    Jorge

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestras palabras. Son un buen motivo para continuar.

    ResponderEliminar
  4. Que pasadade fotos y paisajes, es uno de esos viajes que siempre tengo en mi mente, a ver si este verano lo puedo hacer realidad. Muchas gracias por la informacion que compartes

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que te gusten las fotos. No tiene mucho mérito ya que los paisajes son impresionantes.
    Espero que tengas la oportunidad de realizarlo y lo disfrutes tanto como yo.

    ResponderEliminar